RACING

Las lesiones apartan a Saúl García del Racing

Debía pasar un examen frente al Bilbao Athletic y el Sporting B y hoy se ha retirado de nuevo del entrenamiento. Portugalete y Laredo pugnan por su cesión

Santander
0
Las lesiones apartan a Saúl García del Racing
Nacho Cubero DIARIO AS

Primero fue el pubis y ahora uno de sus gemelos. Parece que las lesiones se conjuran para impedir que Saúl García pueda debutar en el Racing. Ayer supo de boca de José María Amorrortu que, a la vista de que no había podido jugar en los tres primeros amistosos de la pretemporada, y apenas media hora en el cuarto, la comisión técnica no iba a tomar una decisión sobre su continuidad en el primer equipo hasta después de los partidos frente al Bilbao Athletic y el Sporting B. Un examen en toda regla. Pues bien, hoy, apenas veinte minutos después de comenzar el entrenamiento, Saúl se ha debido retirar del campo con molestias en uno de sus gemelos, lo que prácticamente imposibilita su presencia mañana contra los cachorros de Lezama.

Pocos minutos después de conocerse la noticia se ha puesto en marcha la maquinaria para su salida cedido esta temporada y ya hay dos clubes que han presentado solicitud e intentan seducir al futbolista: Portugalete y Laredo. Los portugalujos cuentan con la ventaja de que su entrenador, Ezequiel Loza, mantiene una magnífica relación con el jugador, mientras que al Laredo le ayuda su cercanía a Bezana, lugar de residencia de Saúl.

En cualquier caso, y más allá de lo que convenga más al Racing, si hay algo que demuestra la trayectoria de Saúl García es que la decisión la tomará él en primera persona. Decidió él personalmente, incluso cuando era un niño, todas las veces que prefirió quedarse en el Bansander, cuando aceptó fichar por el Racing, cuando se fue al Real Madrid y cuando rescindió con los merengues, así como la temporada pasada prefirió a la Gimnástica al Rayo Cantabria. Si es fiel a sí mismo, el Racing y su agente le podrán hacer alguna recomendación, pero el destino final de Saúl lo va a elegir Saúl García Darriba.