INGLATERRA

Bale y otros billetes de vuelta a la Premier: Owen, Salah, Henry...

Los carruseles de cesiones del Chelsea dejaron dos estrellas en Liverpool y Manchester City con Salah y De Bruyne. Cesc se fue al rival y Henry volvió por amor.

Bale y otros billetes de vuelta a la Premier: Owen, Salah, Henry...

El que fuera el mejor jugador de la Premier League ha vuelto a la que considera su casa. Gareth Bale ha cambiado el blanco de Madrid por el de los Spurs en el que supone un regreso de una de las grandes estrellas de la pasada década. El galés llega mucho más veterano y con ganas de reivindicarse tras unos últimos años complicados en Madrid. Con motivo de la vuelta del de Cardiff al norte de Londres, recordamos otros sonados regresos de estrellas

Paul Pogba: made in Torino

El francés llegó al United costando un litigio con Le Havre y regresó desde Turín costando una fortuna, para algunos, que nunca ha llegado a justificar. Paul Pogba es una de las rutilantes estrellas de la Premier League desde su regreso. El centrocampista dejó Carrington en 2012 ante la falta de oportunidades que veía con Sir Alex Ferguson y se marchó gratis a la Juventus. En Turín, explotó como un gran 'box to box' con un excelente disparo en un medio cubierto por Vidal y Pirlo. En 2016 decidió regresar al United por 105 millones de euros y Paul ha tenido luces y sombras. A un buen nivel aunque con polémicas y algunas lesiones, el campeón del mundo espera volver para unirse a lo que parece una excelente generación del United (Rashford, Greenwood, Bruno...) para volver a lo más alto.

¿Salah? Mejor de rojo

Lo de Mo Salah es un curso de 'saber volver'. El egipcio llegó al Chelsea desde el Basilea y no llegó a conseguir su hueco. Aún por hacerse, entró el carrusel de cesiones de los 'blues' y acabó vendido a la Roma por 15 millones de euros. En la Ciudad Eterna, se hizo un excelente extremo y Klopp le vio potencial. 42 millones mediante, el de Nagrig se ha convertido en uno de los mejores delanteros de la actualidad desde que Jürgen le enseñó el camino al gol. En Londres todavía se lamentan. Dos veces máximo goleador, una mejor jugador de la Premier y campeón de esta y también de Europa. Anfield fue el hogar que nunca encontró en Londres.

De Bruyne también se escapó del Bridge

La carrera del belga y la del egipcio tienen ciertas similitudes. Paso por el Chelsea, plan de cesiones y una teórica buena venta que acaba convirtiéndose en un refuerzo histórico para el Rival. El Chelsea fue el primero en encontrar el talento de Kevin en el Genk y trató de formarlo dejándole cedido allí y pasadando más tarde por el Werder Bremen. En su prueba en Londres no cuajó y se marchó al Wolfsburgo. Allí estalló como el gran mediapunta que apuntaba y el City se lo llevó por 76 millones de euros. Aún con rasgos de casi adolescente, su fútbol ha madurado hasta ser nombrado el mejor jugador de la Premier en la primera temporada en años que no ganan los skyblue.

Henry: amor por el Arsenal

La estatua de Henry a las afueras del Emirates es más que merecida. Además de todo lo que hizo en su primera etapa como gunner, el francés no dudó en acudir a la llamada de Wenger y del club de su vida apenas unas semanas entre enero y febrero de 2012. En siete partidos, anotó tres goles que se celebraron como nunca y se volvió a Nueva York, donde se retiró en 2015. Ahora, se prepara en el Montreal Impact. La tercera venida de Henry parece cuestión de tiempo.

Fàbregas: Mou le convenció para ir al eterno rival

Cesc tiene un currículum notable en el Arsenal: está entre los jugadores más joven en debutar, en ser capitán... Toda una leyenda que rompió corazones en su regreso de Barcelona a Londres. El catalán esperó al Arsenal, según el mismo cuenta, pero el tiempo apremiaba. Mientras, Jose Mourinho fue más hábil y convenció al centrocampista de que su sitio era el Chelsea. Cesc, que las tuvo con el Madrid del luso bien tiesas durante su etapa en Barcelona, quedó fascinado y se vistió de azul Chelsea. En Highbury aún duele. A nivel de fútbol, el español demostró que le quedaba mucho en sus botas y destacó dando goles a sus compañeros. Ahora, está afrontando la etapa final de su carrera en Mónaco.

Owen: nunca volvió Liverpool

Michael Owen nunca volvió a ser el de Liverpool. El delantero de Chester fichó por el Real Madrid como gran estrella pero nunca funcionó. Así, el Newcastle, sin jeque mediante, pagó 25 millones y Michael volvió a la Premier. Aunque siguió marcando y anotando de manera regular, el nivel que le dio el Balón de Oro de 2001 nunca volvió... Lo mejor se quedó en Anfield.