BAYERN 8-SCHALKE 0 | CORONAVIRUS

Duras críticas a los directivos de Bayern y Schalke por sentarse juntos y sin mascarilla

Los máximos dirigentes de ambos conjuntos, entre los que se incluía Oliver Kahn, no respetaron las medidas de seguridad. La ministra de Salud de Baviera ha intervenido.

Duras críticas a los directivos de Bayern y Schalke por sentarse juntos y sin mascarilla
Captura de 'ZDF' TZ.de

El Bayern de Munich comenzó la temporada como la terminó, arrollando. Sin embargo, detrás del 8-0 que le endosaron al Schalke 04 hay una situación que ha provocado las críticas tanto de la afición como del propio ministerio de Salud de Baviera, estado federado del que Múnich es capital. En un estadio vacío de público, las juntas directivas de ambos conjuntos, a quienes se les permite asistir presencialmente a los encuentros, se sentaron juntos, sin respetar la distancia de seguridad y sin mascarilla. Esto, en plena pandemia y con los casos en aumento en el estado federado, ha provocado duras acusaciones hacia sendas instituciones.

Melanie Huml, ministra de Salud de Baviera, ha advertido, en declaraciones recogidas por 'Tz.de', que "hubiera sido mucho más prudente no sentarse juntos, ya que había espacio suficiente para ello". Oliver Kahn, uno de los presentes, se ha defendido de las acusaciones aduciendo que tanto en instalaciones públicas como en restaurantes se pueden juntar grupos de hasta diez personas. Sin embargo, Huml también se refirió a esto en su intervención: "Según la ordenanza, se requiere una distancia mínima de 1.5 metros en los eventos deportivos a nivel nacional".

En un principio, el partido se iba a disputar con un límite de 7.500 espectadores, 10 por ciento del aforo del Allianz, pero el crecimiento en los casos en la zona hizo dar marcha atrás al alcalde de la ciudad y decretar que el encuentro sería a puerta cerrada. En Múnich se están alcanzando los 45 contagiados por cada 1.000 habitantes y el límite para incorporar público a los eventos deportivos de 35 por cada 1.000.