TOTTENHAM

Los 5 retos de Gareth Bale en su vuelta al Tottenham

Gareth Bale es nuevo jugador del Tottenham tras confirmarse su cesión procedente del Real Madrid para la temporada 2020/21. Uno de los fichajes del año.

Los 5 retos de Gareth Bale en su vuelta al Tottenham

Gareth Bale es, oficialmente, nuevo jugador del Tottenham. El futbolista galés sale del Real Madrid tras varias temporadas con fuertes rumores de traspaso que nunca llegaron a buen puerto y su destino, como se ha venido comentando desde hace semanas, será finalmente una Premier League en la que ya triunfó en su etapa previa en el fútbol español. Llega en calidad de cedido para la temporada 2020/21.

Uno de los grandes movimientos de mercado de esta temporada. Una operación que convence a todas las partes implicadas. El Real Madrid da salida a un futbolista con el que no cuenta Zidane y se ahorra parte de una de las fichas más altas del vestuario, Gareth Bale consigue volver a un equipo que nunca ha olvidado y que está en su corazón y el Tottenham consigue a uno de los futbolistas más mediáticos del mundo.

Pero, ¿qué retos tiene Gareth Bale en su vuelta al Tottenham?

Recuperar su mejor versión.

Es su principal misión. Tras un comienzo brillante con el Real Madrid, siendo clave en grandes citas que se tradujeron en títulos, su trayectoria en las filas blancas se difuminó hasta desaparecer prácticamente de la dinámica del equipo. Ahora, en Londres, en Inglaterra, de vuelta en la Premier League una de sus principales misiones será recuperar la versión del futbolista que enamoró a conocidos y extraños en la temporada 2012-13 y que provocó su fichaje por el Real Madrid. Ahora, con un entorno aparentemente más favorable, el objetivo está muy claro a nivel individual sobre la figura del galés.

Ganar un título importante con el Tottenham.

Gareth Bale sólo ganó un título durante su etapa en Inglaterra. Fue una Copa de la Liga en 2007 que sabe a muy poco viendo cómo creció su palmarés desde que salió con destino Madrid. Y, además, se trata del título copero de menor prestigio en las islas británicas. Volver al origen, al mismo club, con mucho más fútbol vivido, experimentado y sufrido, puede ser lo suficientemente motivador para dar un paso adelante con los Spurs a nivel de trofeos. Quizás la Premier League sea un objetivo mayor y mayúsculo, pero en la capital londinense ya existe la corriente que sueña con la FA Cup. Un título que, además, es territorio puramente del eterno rival, Arsenal, en los últimos años. Eso, y una vuelta del Tottenham a la Champions League, podrían ser dos objetivos lógicos, objetivos y a su alcance para su nueva etapa en tierras inglesas.

Liderar a este Tottenham.

Este Tottenham sólo parece tener a Harry Kane como estrella referencial, junto a Mourinho. El bajón de Dele Alli, el adiós de Eriksen y el segundo escalón de otros como Son, Lucas Moura o Lloris dejan solo al delantero inglés. La llegada de Gareth Bale, con su cartel mediático, con su carácter de estrella, con su pasado en el club, generaría una ilusión a la altura de muy pocos ahora mismo en la zona Spur del Norte de Londres. Ser uno de los referentes. Llegar y ser uno de los más potentes faros del proyecto tanto a nivel mediático como sobre el terreno de juego. En un equipo que parece quedar lejos del que hace poco más de un año llegaba a la Final de la Champions League la llegada del galés serviría de refuerzo anímico y su potencial deportivo podría ser importante para tirar del carro en su objetivo por volver a puestos de Liga de Campeones.

Devolver la confianza de Mourinho.

El técnico portugués consigue, tras el tercer intento, tener a su disposición a Gareth Bale. El jugador galés es un viejo deseo de Mou y a partir de esta temporada podrá comenzar a devolver el interés firme y regular del entrenador por tenerle en sus filas. La figura de Mourinho habría sido clave en la operación, junto a Levy, y la constancia del luso seguramente tenga mucho que ver en el plan preparado para este proyecto del Tottenham que, a partir de ahora, adquiere otro grado, otra dimensión. En términos interinos, Bale deberá dar un salto adelante para devolver el gran esfuerzo, confianza e interés para que se haya podido finalizar con éxito la operación.

Demostrar que sigue siendo una estrella mundial.

Actualmente, Bale vive de rentas pasadas. Su desaparición del plano deportivo en el Real Madrid ha hecho que a nivel deportivo no esté a la altura de la estrella mediática y planetaria que se espera de él. Recuperar su mejor nivel en un equipo como el Tottenham de Mourinho, en una liga mediática como la Premier League, supondría recuperar un terreno deportivo perdido desde hace un par de temporadas.