ATLÉTICO DE MADRID | LA INTRAHISTORIA

Bonvicini, la pieza de confianza de Vivas que dirige al Atlético

Con Simeone y el propio Vivas confinados, el tercer entrenador recién llegado dirige al equipo junto al Profe Ortega. Intensidad no falta en sus prácticas.

Hernán Bonvicini
@ManuFernandezDT

El Atlético ha renovado su cuerpo técnico tras la salida del Mono Burgos del club. Con el adiós del que había sido escudero de Simeone durante toda su etapa en el banquillo rojiblanco (desde diciembre del 2011), ha sido Nelson Vivas el que ha dado un paso adelante para ejercer como segundo del Cholo. Pero la cara nueva del cuerpo técnico es la de Hernán Bonvicini.

Y con las circunstancias actuales, marcadas por la crisis sanitaria del coronavirus, nada más llegar se ha tenido que poner al mando del equipo junto al Profe Ortega. Simeone dio positivo por la COVID-19 el pasado sábado y, aunque asintómatico, no puede acudir a dirigir al equipo. Nélson Vivas, del que no se ha comunicado un positivo, también se mantiene aislado en casa después de tener contacto directo con el Cholo, por lo que es Bonvicini el encargado de llevar las riendas de los entrenamientos. 

Un novato en el Atlético, pero con una amplia experiencia en los banquillos y con una relación larga con Nelson Vivas. A sus 41 años, Bonvicini fue futbolista en su juventud en la liga local argentina hasta dirigir su carrera hacia la dirección técnica. Tras ser el entrenador de Juan Sebastián Verón durante su corto paso por Asociación Brandsen en 2012, la Brujita contó con él en su cuerpo técnico de los juveniles de Estudiantes de la Plata una vez concluyó su exitosa carrera como futbolista. 

Ahí fue donde Bonvicini comenzó a forjar su relación con Vivas. En 2016 se convirtió en la mano derecha del actual segundo entrenador del Atlético y en un hombre de su máxima confianza. Tras la salida de Vivas de Estudiantes, Bonvicini se marchó con él a Defensa y Justicia, hasta separar sus caminos pasando a trabajar junto a Manuel Fernández en la Reserva del Halcón. Junto a Fernández, seguiría sumando experiencia en Sudamérica, en el Sport Boys peruano y en Agropecuario, hasta tener su último trabajo previo al Atleti como ayudante de Marcelo Gómez en Godoy Cruz.

Ahora, ha vuelto a juntarse con Nelson Vivas, en todo un Atlético de Madrid y con la clara misiva de aprender y aportar al máximo a Simeone. Intensidad a sus entrenamientos no le faltan, donde también destaca por la exigencia a los jugadores y un carácter que encaja a la perfección con el del Cholo. La comunicación con su compatriota tiene que ser muy cercana desde el primer día, ya que se ha convertido en su sombra sobre el césped de Majadahonda y en el guía del equipo en su ausencia a poco más de una semana de dar el pistoletazo de salida a LaLiga.