CHAMPIONS AFRICANA

El TAS confirma al Esperance como campeón de la Champions

El TAS rechazó el recurso interpuesto por el Wydad Casablanca sobre la final de la Liga de Campeones de África 2018-19. El partido de vuelta no se pudo acabar por incidentes del público.

El TAS confirma al Esperance como campeón de la Champions
ZOUBEIR SOUISSI REUTERS

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) rechazó el recurso interpuesto por el Wydad Casablanca sobre la final de la Liga de Campeones de África 2018-19 que ganó el Esperance de Túnez, después de que el encuentro de vuelta fuera interrumpido por incidentes del público y de que el equipo marroquí se negara a reanudarlo.

El TAS considera como abandono del encuentro la decisión de los jugadores del Wydad de no volver al terreno de juego, después de que el choque se detuviera a la hora de juego con ventaja de 1-0 para el Esperance.

La decisión adoptada este viernes por el Tribunal de Arbitraje pone fin a un largo camino legal entre la entidad marroquí y la Confederación Africana de Fútbol, que había dado campeón al Esperance desde el primer momento.

El TAS, finalmente, ha desestimado la apelación y ha confirmado la decisión anterior de la Junta Disciplinaria de la CAF de 7 de agosto del 2019. Por lo tanto, el conjunto tunecino es confirmado como ganador de la Liga de Campeones de Africa 2018-2019.

La final de aquella edición se resolvió en dos encuentros. El de ida, el 24 de mayo del 2019 en Rabat, terminó con empate a un gol. El segundo, una semana más tarde en Rades, estuvo condicionada por los graves incidentes de los seguidores tanto fuera como dentro del campo. El choque se canceló en el minuto 59 definitivamente después de la decisión de los jugadores del Wydad de no reanudar el partido.

La CAF dio como campeón al Esperance aunque una reclamación de su rival llevó al Comité Ejecutivo de la CAF anuló el resultado del segundo partido y ordenó la repetición del mismo en sede neutral. Pero dicha resolución fue anulada por el TAS el 31 de julio del 2019 tras varias apelaciones de ambos equipos.

Al final, el 7 de agosto el Consejo Disciplinario de la CAF decidió dar por perdido el partido al conjunto de Casablanca al que multó con 35.000 dólares por el abandono en el partido y por el uso de bombas de humo por parte de sus seguidores. Los recursos posteriores del club marroquí fueron rechazados y, finalmente, el Tribunal de Arbitraje Deportivo ratificó al Esperance tunecino como campeón de la competición.