EUROPA LEAGUE

Nono revive en el Bratislava su peor pesadilla con el Betis

El centrocampista gaditano falló el penalti decisivo de la tanda ante el KuPS, igual que le había ocurrido como verdiblanco en el Euroderbi de 2014 contra el Sevilla.

El ex del Betis Nono revivió con el Slovan Bratislava la peor pesadilla de su carrera, cuando falló otro penalti decisivo en la tanda del Euroderbi.

José Antonio Delgado Villar 'Nono' revivió este jueves la que posiblemente sea peor pesadilla de su carrera futbolística, al fallar en la tanda de penaltis el lanzamiento que eliminaba al Slovan de Bratislava en la segunda ronda previa de la Europa League. Ha ocurrido en Finlandia, ante el KuPS, cuando el centrocampista gaditano veía cómo el guardameta Virtanen le detenía el quinto y definitivo tiro de la serie.

La historia se ha cebado con Nono, que el 20 de marzo de 2014 se convertía en uno de los desgraciados protagonistas del primer y hasta ahora único derbi sevillano en competición continental al errar también el último tiro de la tanda, que le paró el portero portugués Beto. En aquellos octavos de final, el Betis había vencido en el Sánchez Pizjuán en la ida (0-2) pero perdía por idéntico resultado días después para que, tras la prórroga, fuera el punto fatídico el que decidiera la suerte.

Curiosamente, aquella serie resultó muy parecida a la que se ha jugado en Finlandia, a partido único esta vez por culpa de la pandemia. Después del 0-0 con el que terminaron los 90 minutos, Medved adelantaba al Slovan nada más comenzar la segunda parte de la prórroga para que Udoh empatara en el último suspiro y forzara así la tanda. Tras cuatro aciertos consecutivos desde los 11 metros falló Niskanen en el equipo local, pero los errores de Ratao primero y Nono después dejaban el resultado de los penaltis en un 4-3 favorable y la clasificación para los fineses.

"Beto me engañó a mí y no yo a él", ha reconocido Nono sobre aquel famoso penalti de 2014, que sin duda marcaría su carrera. Descendido el Betis penosamente a Segunda, con apenas 25 puntos, el gaditano se marchó en 2015 cedido al Sandhausen alemán antes de ser traspasado al Elche meses después. Tras un préstamo en el UCAM Murcia jugó en el Diosgyor húngaro y desde hace dos años y medio lo hace en el Slovan de Bratislava eslovaco, donde a los 27 años parece haber encontrado estabilidad e incluso éxito. Tiene contrato allí hasta 2022. Esperemos que este nuevo revés no resulte de nuevo decisivo en su futuro como futbolista.