JUVENTUS

La Juve quiere ya a Dzeko: todo depende de Milik

Los bianconeri se lanzaron a por el bosnio debido a los problemas para el pasaporte de Suárez, pero hace falta el sí del napolitano a la Roma. Su agente llegó hoy a la capital.

Dzeko, en el partido ante el Torino.
LM/Claudio Benedetto / IPA GTRES

La Juventus quiere que Edin Dzeko se incorpore a su disciplina antes de este fin de semana. La Vecchia Signora, una vez asumido que los trámites para el pasaporte de Luis Suárez no llegarían a tiempo para inscribirle en las listas de la Champions League, como adelantó AS hace dos días se lanzó a por el bosnio, cerrando el acuerdo con la Roma. La operación costará en torno a 15 millones de euros y podría incluir también a Mattia De Sciglio, aunque para completarse se necesita el traspaso de Arkadiusz Milik al equipo de la capital.

El Nápoles y los romanisti también encontraron un acuerdo (25 millones de euros variables incluidas), pero falta el detalle más importante: el ‘sí quiero’ del jugador. El ex del Ajax todavía no ha dado su visto bueno, a pesar de un sueldo que superaría los 5 millones de euros netos y un puesto de titular intocable en el proyecto de Paulo Fonseca. Al delantero solo le queda un año de contrato con los azzurri, que le avisaron de que está fuera de su proyecto y que, quedándose, no jugaría ni un partido. Sin embargo, la idea de esperar hasta el final de este mercado para analizar más ofertas o de irse como agente libre a la Juventus, que lo buscó en los meses pasados, le sigue pareciendo tentadora.

Esta mañana su agente, David Pantak, llegó a Roma para intentar acelerar las negociaciones. La Juve ya le dejó claro que en este mercado no puede ficharle y que tampoco sabe si lo haría en junio. Ahora Dzeko es la prioridad absoluta del campeón de Italia que, a la espera del sí de Milik a la Roma, mantiene contactos también con Giroud, su alternativa. La opción Morata, de momento, también se ha alejado. Para los turineses el regreso del colchonero solo sería viable con una cesión, idea que al Atleti no le gusta para nada.