REAL MADRID

Bale y Hazard se fueron de Valdebebas mientras se estaba disputando el Madrid-Getafe

El belga, que se fue en el descanso, tocó balón al fin. El galés sigue recluido en el gimnasio y abandonó las instalaciones en el 27' de la primera parte.

Llegó al fin la imagen que buena parte del madridismo esperab: Hazard tocando balón. Desde que regresó de la concentración con la selección de Bélgica, el atacante sólo se había ejercitado en el gimnasio, centrado en fortalecer su tobillo derecho (que el curso pasado le provocó dos lesiones, en una de las cuales requirió cirugía) y en recuperar la forma tras las vacaciones. Aunque más tarde afeó la imagen marchándose de Valdebebas mientras varios de sus compañeros jugaban un amistoso en el Di Stéfano; Bale, más de lo mismo.

Este martes, mientras la mayoría de sus compañeros disputaban el primer y único amistoso blanco de la pretemporada contra el Getafe en el Di Stéfano, el belga participó en un entrenamiento alternativo en los Campos 1 y 2 de Valdebebas junto a Asensio, Isco, Jovic, Reguilón y el portero del filial Luis López, reciente campeón de la Youth League.

Hazard, con el Real Madrid.

Los acompañantes de Hazard en este entrenamiento compacto venían todos de trabajar en el interior de las instalaciones de Valdebebas para superar distintas dolencias; todos ellos avanzan a buen ritmo, aunque probablemente no estén disponibles para el debut liguero de este domingo, en Anoeta ante la Real Sociedad.

Hazard y Bale se fueron antes

Los que no aparecieron por el césped de Valdebebas y, por tanto, estuvieron o en el gimnasio, fueron Lucas Vázquez, Odegaard, Mariano y Bale. El galés sigue desaparecido, recluido en el interior de las instalaciones blancas pese a que se marchó con Gales en el parón de selecciones y jugó los dos partidos, 45' y 90' minutos respectivamente. Al llegar a Madrid adujo un golpe en la rodilla derecha y desde entonces, ni una imagen del británico.

Las cámaras de AS TV captaron los coches de Hazard y Bale marchándose de Valdebebas mientras se estaba disputando el amistoso. En concreto, Bale abandonó la Ciudad Deportiva cuando el duelo marchaba por el minuto 27 y el belga, en el descanso. Bien es cierto que ambos jugadores habían comenzado a trabajar antes, pues al no participar en el partido contra el Getafe se ceñían al horario de entrenamiento habitual del Madrid, a partir de las 11:00 horas.

La imagen, en el caso de Bale, no es nueva en absoluto: ya son varias las veces en las que las cámaras televisivas que se colocan a la salida del parking del Bernabéu le han captado abandonando el estadio cuando faltaban algunos minutos para que terminase el partido, incluso en casos en los que el Madrid perdía o empataba y estaba peleando por remontar. El código disciplinario blanco lo permite: los jugadores pueden irse a partir del minuto 80. Dicho código no aplicaba al partido de hoy, al tratarse de un amistoso que se ha considerado en el Madrid como un entrenamiento más.