SERBIA

El cambio radical de futbolista a 'náufrago' de Mateja Kezman

Sus últimas imágenes reflejan un aspecto totalmente diferente para quien fuera delantero de Atlético, Chelsea y PSV, entre otros equipos. Tiene solo 41 años.

El cambio radical de futbolista a 'náufrago' de Mateja Kezman

Tiene sólo 41 años, pero las últimas fotos públicas del exfutbolista Mateja Kezman parecen casi más las de Tom Hanks en la película Náufrago que las de alguien que hasta hace ocho temporadas era jugador profesional. Las canas, el deterioro físico y la larga barba que se ha dejado han dado la vuelta entre los aficionados al fútbol. Casi es imposible reconocer a un delantero que en su día militó en varios de los más importantes clubes del panorama europeo.

En España, por ejemplo, se le recuerda bien de su paso por el Atlético, en el que no pudo destacar tanto como en otros clubes pese a que el club colchonero apostó muy fuerte por él. Una lesión y la escasa capacidad para ver portería acabaron haciendo que su fichaje se considerara un fiasco, uno más en aquella época preSimeone en la que ni siquiera los jugadores de gran renombre funcionaron pese a que hubo un importante baile de entrenadores que los dirigieron.

Kezman sí fue un delantero de gran nivel en el PSV, lo que le permitió ser contratado por el Chelsea. En la Premier tuvo los mismos problemas que luego tendría en España o en Francia con el PSG. Donde sí se sintió más cómodo fue en campeonatos menores como el turco, en el que militó y fue una estrella jugando con el Fenerbahçe. Después de pasar por Hong Kong, a los 33 años decidió colgar las botas. Está casado y tiene tres hijos: Lázaro, Jacob y Alejandro. Con ellos ha posado en alguna ocasión para dejar patente su estado físico tan cambiado y alarmante.