RAYO VALLECANO

El muro del Rayo es de cantera

Morro, de 20 años, fue decisivo en el primer triunfo del curso, corroborando las buenas sensaciones de pretemporada. El Rayo ha encontrado en casa un portero de presente y futuro.

Una de las paradas de Morro al Mallorca.
@RayoVallecano

El Rayo de Iraola echó a andar con un triunfo, cuya base radicó en mantener la portería a cero. Este fue el resultado de una buen labor defensiva y de la sobresaliente actuación de Miguel Ángel Morro bajo palos. El canterano, de 20 años, realizó grandes paradas en Son Moix, donde se erigió en el gran héroe franjirrojo. Demostró reflejos, sacando la manopla para detener un fuerte disparo de Dani Rodríguez. También voló para repeler un cabezazo —otra vez Dani Rodríguez— a la escuadra en la recta final de la primera parte y un peligrosísimo lanzamiento de falta de Salva Sevilla en el último suspiro del partido. Además, se anticipó a cualquier peligro. Fuera cual fuera la amenaza mallorquinista siempre se topó con el muro...

Eso no fue nuevo para quienes hayan visto la pretemporada del Rayo, en la que Morro ya había coleccionado unas cuantas paradas de envergadura: dejó la portería a cero en los amistosos contra Leganés y Fuenlabrada y sólo recibió un tanto frente al Eibar. Y es que el canterano lo ha jugado todo, puesto que el capitán Alberto continúa con la recuperación de su lesión de rodilla y Dimitrievski estuvo alrededor de tres semanas en su domicilio superando su positivo por coronavirus. El madrileño dio un paso al frente y su trabajo en verano tuvo recompensa: Morro se ganó la titularidad en el estreno liguero.

Para muchos el futuro ya está aquí y ese gran talento que se le intuía la pasada temporada empieza a ser una realidad. El cancerbero debutó con la Franja el 11 de octubre de 2019, en la victoria (2-1) contra el Tenerife y se mostró bastante seguro. La marcha de Dimitrievski con la selección de Macedonia y la lesión de Alberto le brindaron la oportunidad entonces y el canterano e internacional Sub-19 respondió. De ahí que volviera a tener minutos en Liga —Tenerife, Numancia y Alcorcón— y en Copa —Tarazona, Barakaldo, Betis y Villarreal—.

El muro del Rayo es de cantera. Algo que no sucedía desde hace bastantes años en Vallecas, dado que muchas jóvenes promesas no tuvieron la oportunidad de debutar con el primer equipo y salieron a buscar fortuna (Lucho, Isma Gil...). Es más, los únicos guardametas franjirrojos de la última década que pasaron por la cantera han sido Cobeño y Juan Carlos. Sin embargo, ninguno de los dos dio el salto directamente. El actual director deportivo estuvo en las categorías inferiores del Rayo (97-04) y luego pasó por la Ponfe, el Castilla, el Sevilla y el Almería antes de volver a Vallecas (08-14). Y Juan Carlos, tras estrenarse con el primer equipo (10-11, un partido de Liga y otro de Copa), hizo las maletas para jugar en el Hércules y el Córdoba. No regresaría hasta la 15-16.