CELTA

1x1 del Celta: Mor va en serio

El turco desequilibró y su actitud no tuvo nada que ver con la del jugador que fracasó durante sus dos primeras temporadas como celeste. Buen debut de Tapia.

Los jugadores del Eibar, el polaco Damian Kadzior y el portugués Paulo Oliveira intentan arrebatar el balón a Emre Mor, delantero turco del Celta de Vigo, durante el partido de la primera jornada de la LaLiga Santander que disputan este sábado en el estadio de Ipurúa de Eibar (Guipúzcoa).
Juan Herrero EFE

Iván Villar: Prueba superada. No tuvo que realizar ninguna parada para dejar la portería a cero. Transmitió más seguridad en los balones aéreos que en su juego con los pies.

Hugo Mallo: Sobrio. Se centró en defender su parcela y se asomó poco por el ataque. Más fresco físicamente que la pasada campaña .

Aidoo: No se complicó. En un escenario donde hace un año regalara un gol por arriesgar con el balón, esta vez optó por jugar en largo. Tuvo el gol en una acción a balón parado, pero no concretó su remate con el pie estando libre de marca.

Araújo: Mejor con la cabeza que con los pies. Cometió una grave pérdida al inicio del partido que dio origen a la mejor ocasión del Eibar. A partir de ahí, la ‘puso cuadrada’. Firme en el juego aéreo.

Olaza: En forma. Aportó profundidad por el carril zurdo, aunque le faltó precisión en varios centros. Poco exigido en defensa por Pedro León. Se ganó una amarilla por dilatar en exceso dos saques de banda.

Tapia: Empaque. Impuso su intensidad y agresividad como ‘stopper’. Sin concesiones con el balón ante un rival tan correoso como el conjunto armero.

Okay: A la sombra de Tapia. Inadvertido en la primera parte, apareció más en el segundo tiempo gracias a su poderío físico y se animó con alguna arrancada. Cargado con una amarilla se las tuvo tiesas con Recio, que se las sabe todas.

Brais Méndez: Una jugada que lo define: firmó un control magistral que lo dejó delante del portero, pero quiso definir de vaselina y no encontró portería. No logra sacar partido a su incuestionable calidad. Antes de ser sustituido abandonó la banda derecha y se movió por la mediapunta.

Nolito: Voluntarioso. Dimitrovic impidió que marcara en un remate que iba a la escuadra. Sacrificado en defensa y escaso protagonismo en ataque.

Aspas: Se diluyó. Muy dinámico en los primeros 45 minutos, ofreciendo soluciones tanto en sus caídas a la banda izquierda como apareciendo en la mediapunta. Sin noticias del moañés después del descanso.

Mor: Desequilibrante con sus conducciones. Enchufado desde el inicio, formando dupla en la delantera con Aspas, hizo daño cuando aparecieron los espacios. En su acción más espectacular, solo Dimitrovic lo pudo frenar tras romper la cintura de dos zagueros. Mostró una o dos marchas más que el resto de futbolistas.

Baeza (entró por Brais): Desapercibido en su debut en Primera. Óscar lo situó como enganche, por detrás de Aspas y con Mor por la derecha.

Mina (entró por Mor): En los 8 minutos que estuvo sobre el terreno de juego provocó la expulsión por segunda amarilla de Diop. Ocupó el extremo izquierdo.