REAL MADRID

El dilema de Reguilón

El lateral madrileño, de 23 años, se debate entre la atractiva oferta del Manchester United o repetir cesión exitosa con el Sevilla de Lopetegui.

Sergio Reguilón sigue ejercitándose en el gimnasio de Valdebebas para recuperarse del esguince de tobillo sufrido el pasado domingo en el Di Stéfano, en su debut con la Selección española (fue titular en el 4-0 ante Ucrania). A sus 23 años, el villalbino se encuentra en el mejor momento de su carrera profesional, pero un dilema inunda su cabeza mientras los fisios del Real Madrid le tratan su tobillo, que ya está casi totalmente restablecido.

Por un lado sopesa la atractiva oferta que le ha hecho llegar el United de Solskjaer. Poder firmar por cuatro temporadas con uno de los grandes de Europa, participar en la próxima Champions con los red devils y jugar asiduamente en un templo del fútbol como Old Trafford no es nada desdeñable. Pero eso supondría un traspaso y el madrileño (nacido en Collado Villalba el 16 de diciembre de 1996) bloquearía en ese caso su soñado retorno al Real Madrid, el club de su vida y de sus sueños futbolísticos.

Por eso y entre las ofertas que maneja su gente, entre las que se incluye el Nápoles, el Inter y la Juventus de la Serie A, la opción que está creciendo en su cabeza es la de repetir una segunda temporada de cesión en el Sevilla. Allí lo tiene casi todo. Un entrenador que confía ciegamente en él (Lopetegui), a diferencia de lo que le pasa en el Madrid (Zidane no cuenta para nada con él y no se entiende la razón). Además, el proyecto deportivo del Sevilla es tan ambicioso como el del United o los de Italia porque el club hispalense se aseguró su presencia en Champions al quedar cuarto en Liga. Eso le permitiría seguir en el escaparate del más alto nivel competitivo. En Nervión la afición le adora por su compromiso, claramente demostrado a lo largo de la temporada. En el vestuario es uno más y sus compañeros valoran en él su personalidad y el temperamento que tiene pese a su juventud. Monchi y Lopetegui están apretando para renovar la cesión, sin opción de compra ni derecho de tanteo, por una temporada más. Reguilón sabe que si acepta esta vía dejará abiertas las puertas de su regreso al Madrid en 2021, a la espera de lo que pase en el futuro con Zidane...

A favor del canterano blanco está el hecho de que tanto Florentino como José Ángel Sánchez están encantados con su progresión futbolística y no quieren perder la soberanía sobre él. Por eso, el internacional zurdo está sopesando con calma su decisión definitiva para no precipitarse y no condicionar su futuro con una apuesta errónea.

Según la última valoración de Transfermarkt, Reguilón vale 25 millones de euros. El United estaría dispuesto a llegar incluso a los 30 para convencer al Madrid de la operación. Pero de momento, Regui resiste. Quiere seguir creciendo como jugador (sabe que a las órdenes de Zidane ahora sería imposible), pero a su vez no quiere ver frustrado su sueño de volver a verse aclamado en el Bernabéu, como logró en la corta etapa de Solari como entrenador del Real Madrid.

El problema existente con la opción de recompra

El Madrid quiere vender a Reguilón para hacer caja, aunque guardándose un as en la manga para poder recuperarlo. Ese as venía siendo la opción de recompra, pero dichas cláusulas se mueven en un área gris que podría suponer una violación del artículo 18bis del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores: "Ningún club concertará un contrato que permita a cualquier parte de dicho contrato, o a terceros, asumir una posición por la cual pueda influir en asuntos laborales y sobre transferencias relacionados con la independencia, la política o la actuación de los equipos del club". Desde hace años, el Madrid descartó utilizar este recurso y apuesta por las opciones de tanteo, como ya sucedió en el traspaso de Achraf al Inter.