REAL ZARAGOZA

Toro Fernández es el octavo fichaje del Real Zaragoza

El delantero uruguayo, de 26 años, llega cedido por una temporada por el Celta de Vigo y su incorporación se hará oficial en las próximas horas.

Zaragoza
Toro Fernández celebra el único gol que marcó con el Celta en LaLiga ante el Valencia
Salvador Sas DIARIO AS

Toro Fernández es el octavo fichaje del Real Zaragoza de cara al curso 2020-21. El delantero uruguayo, de un perfil muy diferente al de Vuckic y Narváez, llega cedido por una temporada al club aragonés, que se ha impuesto en esta carrera para lograr su préstamo al Rayo Vallecano y al Tenerife, los otros dos equipos que llegaban muy buen posicionados al desenlace final, tal y como reveló ayer el agente del futbolista, Flavio Perchman, en la Radio Autonómica Gallega. AS ha podido confirmar que el acuerdo ya está cerrado y que su incorporación se hará oficial en las próximas horas.

Toro Fernández, de 26 años, no tuvo suerte en su primera temporada en el Celta, que le buscaba una cesión en Segunda desde hace varias semanas. El fichaje de Renato Tapia les obligó a acelerar la salida del delantero, dado que los gallegos ya tenían cubierto el cupo de extracomunitarios y necesitaban cerrar su cesión para poder inscribir al centrocampista peruano de cara al inicio liguero. El ariete ya no se ha entrenado esta mañana en las instalaciones de A Madroa.

Se trata de un delantero de área, de 1,86 metros de altura, rematador y buen cabeceador, de pocos toques y con capacidad para jugar de espaldas gracias a su físico, que hace honor a su apodo. También tiene intuición para el desmarque en los últimos metros, es potente, lo que le permite ganar muchos duelos individuales, y además aporta intensidad en la presión cuando no tiene el balón.

Gabriel Matías Fernández (Montevideo, 13 de mayo de 1994) se formó en las categorías inferiores de Defensor, llegando al primer equipo en la temporada 2011-12. Jugó cedido en Cerro Largo y posteriormente fichó por el Racing de Montevideo, para en 2018 ser traspasado al Peñarol, donde marcó 18 goles y repartió siete asistencias en 54 partidos. Unas cifras que le llevaron el pasado verano al Celta de Vigo para sustituir a su compatriota Maxi Gómez.