REAL ZARAGOZA

“Tenemos que construir una plantilla competitiva, compensada y versátil”

Rubén Baraja espera “uno, dos, máximo tres movimientos más” en función de las salidas: “Hay que intentar que sean de nivel para subir la competitividad dentro del equipo”.

Zaragoza
“Tenemos que construir una plantilla competitiva, compensada y versátil”
TINO GIL / REAL ZARAGOZA

Rubén Baraja ha atendido esta mañana a los medios de comunicación en una rueda de prensa telemática. El técnico no teme que se produzca ninguna salida inesperada, considera que el hecho de empezar más tarde les permite ser pacientes en el mercado para encontrar esos objetivos que aporten cosas diferentes y asegura que las sensaciones hasta ahora están siendo positivas.

—¿Cómo han ido los primeros días de pretemporada?

—Hasta ahora las sensaciones están siendo positivas. Es verdad que sólo llevamos cuatro o cinco días trabajando con el equipo y que hay muchos detalles y conceptos que el equipo debe ir asimilando, por lo que estamos en ese proceso de mejora, de ir aprendiendo cosas, de ir buscando la identidad que vamos a querer para el equipo y, sobre todo, de ponernos bien físicamente y en el ritmo que necesitamos para ser competitivos. La predisposición del equipo está siendo muy buena y hasta ahora estamos satisfechos del trabajo que vamos haciendo. Lógicamente, lo que queremos ahora es llevar eso a los partidos. Ya tuvimos ayer la posibilidad de tener unos minutos ante el filial y el sábado de hacer un partido serio contra el Getafe.

—¿Cómo está viendo el estado de ánimo de los que ya estaban y la adaptación de los recién llegados en esta pretemporada tan atípica?

—Todo es un poco extraño desde el parón. Son todo situaciones excepcionales, pero los que más rápido se adapten o traten de buscar soluciones a las dificultades que vayan surgiendo, más cerca estarán de superar esa dificultad. Hay una buena base del equipo del año pasado. Hay jugadores que hicieron una temporada a gran nivel y se trata de completar esa base que tenemos con la gente que acaba de llegar y está empezando a conocer lo que es el Real Zaragoza y lo que vamos a buscar nosotros en el día a día y lo que queremos para el equipo. Lógicamente, hay que tratar de conseguir en esta pretemporada que todo el mundo se acople y entienda lo que buscamos y lo que es el Real Zaragoza en sí, y, sobre todo, tratar de construir un equipo versátil, con posibilidades, y cerrar esas salidas y entradas que nos dejen una plantilla compensada para el campeonato.

—¿Cuál es su grado de preocupación en cuanto a lo que pueda suceder con las salidas?

—Ninguna, ya que hay una serie de premisas que están muy claras a la hora de tomar las decisiones. No esperamos nada que no hubiéramos tenido en cuenta antes, salvo que se dé alguna situación excepcional de pago de cláusula. El club tiene claro cuál es la toma de decisiones y el camino y a partir de ahí lo que es evidente es que tenemos que tratar de conformar una plantilla competitiva y compensada que nos dé versatilidad. Dependiendo de las salidas, iremos viendo las posibilidades que podamos tener de completar la plantilla con jugadores que pensamos que nos pueden dar cosas diferentes de las que tenemos hasta este momento. Se habla de varias opciones, pero el club tiene conocimiento de qué es lo que yo pienso y, lógicamente, estamos posicionados en el mercado para tratar de buscar esas alternativas.

—Con los últimos movimientos de entradas y salidas, ¿cree que puede cambiar mucho la plantilla?

—La idea es que no. Como he comentado antes, hay un grupo de jugadores con contrato que dieron un buen rendimiento la temporada pasada, con unas buenas expectativas y con un buen conocimiento de lo que significa el club. Hemos tratado de buscar jugadores que vengan con esa ambición y con esas ganas de aportar cosas, que nos den cosas diferentes a las que teníamos y que revitalicen la ilusión y la energía del grupo. Dependiendo de lo que pase con las salidas y las entradas, vamos a tener unas alternativas de mercado u otras. Debemos estar posicionados para tratar de acceder, dentro de nuestras posibilidades, a esos jugadores que nos den un plus en la confección de la plantilla. El hecho de empezar la competición un poco más tarde nos da la posibilidad de ser más pacientes y ver en estos tres partidos a los jugadores que tenemos y a partir de ahí tomar decisiones para conformar la plantilla más competitiva y compensada posible porque el año es largo y debemos tener variantes.

—¿Pesa más el hecho de comenzar la temporada con dos jornadas menos que la mayoría de los equipos o el hecho de jugar dos partidos menos con el mercado aún abierto?

—Dentro de todas estas situaciones excepcionales que se están presentando, hay cosas que las puedes valorar como positivas o como negativas. En relación al mercado, el hecho de empezar más tarde nos da esa tranquilidad y esa paciencia para poder encontrar realmente los objetivos que buscamos. Y por otro lado partimos en la tercera jornada sin dos partidos disputados y eso puede ser un hándicap en el inicio, pero creo que en ningún caso debemos buscar excusas ni lamentarnos. Tenemos más o menos la configuración de la plantilla casi definida y dependiendo de las salidas habrá uno, dos, máximo tres movimientos, que hay que intentar que sean de nivel para subir la competitividad dentro del equipo y en puestos, que es lo que te hace crecer como equipo.

—¿Qué perfil de delantero quiere Baraja para completar la plantilla?

—Uno siempre trata de tener variantes en su esquema de ataque y al final los puntas deben tener características diferentes. Puedes tener jugadores que te dan último pase y llegada desde la segunda línea, jugadores de velocidad, jugadores de remate… Tenemos que buscar esos complementos que nos permitan variar dependiendo de las sensaciones que vaya teniendo el equipo, por lo que buscamos jugadores que se complementen a los que ya tenemos, que son Narváez y Vuckic, más la posibilidad de Baselga, que valoraremos su situación. Hay que pensar que ese tercer hombre que pueda venir en la zona de ataque sea un jugador con unas características diferentes y que nos dé la posibilidad de jugar a cosas diferentes porque al final los partidos te van pidiendo cosas distintas.

—¿Cree que ahora mismo hay alguna posición que esté algo más despoblada que el resto?

—Estamos trabajando para tener esas soluciones con los jugadores que tenemos ahora. En los amistosos iremos probando los diferentes registros que pueda darte cada jugador en una posición. Por ejemplo, Bermejo puede jugar por fuera o por dentro, Vuckic puede ser delantero centro o jugar en una posición más retrasada… Todo este camino lo iremos viendo en estos tres o cuatro partidos y nos tienen que dar información para tratar de llegar al final del mercado con las cosas más claras para ser muy certeros en la toma de decisiones. Nosotros somos un cuerpo técnico que tratamos de adaptarnos a las condiciones de los jugadores que tenemos. Creo que hay materia prima y debemos tratar en estos ocho o diez días que vamos a tener hasta la semana previa a la competición de ir viendo las soluciones que podamos tener.

—Tiene que salir uno de los tres laterales izquierdos y parece que Lasure podría marcharse cedido al Málaga. ¿Cómo está viendo al jugador?

—Ya hablamos en su momento de la situación que tiene y él lo tiene claro. A partir de ahí se trata de buscar una solución que sea inteligente para todos. Él es un futbolista que necesita jugar y ser importante y si no se da la posibilidad de que aquí lo sea, se intentará buscar una situación que para él sea favorable. Y si no es así y se queda, trataremos de sacarle rendimiento porque será un jugador más de la plantilla.

—Otro de los jugadores que puede salir es Papu.

—Es un tema parecido al de Lasure. Papu viene de situaciones anteriores muy irregulares porque hace tres temporadas tuvo una segunda vuelta espectacular, con un gran rendimiento y unas expectativas extraordinarias, pero en los dos últimos años ha habido circunstancias que tampoco le han ayudado, como las lesiones. Es un futbolista que necesita sentirse importante y parte del grupo y nosotros lo que queremos es ver cuál es su actitud y su ambición, si quiere pelear por estar aquí, si tiene esa hambre para pelear por un puesto en el Zaragoza y si esa situación se da, es un jugador nuestro e intentaremos aprovecharlo. Si por lo que fuera él no siente que éste es su sitio, se buscará una solución acorde a lo que el club determine, pero cuando tienes jugadores en propiedad, que son tuyos y tienen unas condiciones a las que puedes buscarle rendimiento, hay que tratar de explotar esa vía porque a veces vas a buscar fuera lo que tienes aquí.

—Las dos fichas de extracomunitarios están ocupadas en estos momentos por Kagawa y Raí. ¿Va a seguir siendo así cuando se cierre el mercado?

—Hay valoraciones que si hicieron anteriormente a que nosotros llegáramos aquí y luego hay situaciones que se van viendo sobre la marcha. Hay jugadores que tienen una situación más clara y otros que están en ese proceso en el que tengamos que tomar una decisión sobre su futuro. Lo que está claro es que nosotros debemos enfrentar todo a un presupuesto, que es lo que nos da la posibilidad de configurar la plantilla y tenemos que repartir bien los espacios económicos para que la plantilla esté compensada y acertar en la toma de decisiones. Al final, lo más importante de una pretemporada es tratar de configurar una plantilla para que en el mes de diciembre no digas que has tenido un problema y hay que solucionarlo seis meses después. En este mes que queda debemos tener esa paciencia y esa tranquilidad de afrontarlo con determinación en cuanto a lo que busquemos y a la información que nos vayan dando los partidos para ir tomando decisiones sobre los jugadores que disponemos y también sobre las situaciones que tenemos de futbolistas puntuales, como son los casos de Raí y Kagawa, que tienen contrato y debemos intentar buscar la mejor solución para ellos, o bien quedándose o buscando una salida a través de las opciones que puedan tener.