BÉLGICA

El fútbol belga pide prudencia a miles de hinchas que vuelven a las gradas

La Federación y la Liga de fútbol belga aconseja en una carta a los aficionados ser cautelosos ante la reapertura de los estadios este fin de semana.

El fútbol belga pide prudencia a miles de hinchas que vuelven a las gradas
Twitter | Pro League

La Federación, la Liga de fútbol belga y las autoridades públicas han pedido a los aficionados prudencia cuando vuelvan este fin de semana a los estadios, que fueron clausurados en marzo tras el estallido de la pandemia de coronavirus y ahora volverán a acoger a miles de aficionados en las gradas.

"Paulatinamente, estamos preparando la reapertura parcial de los estadios al público. Teniendo en cuenta la situación, hay mucho en qué pensar y trabajar. Si se siguen ciertas reglas esenciales, el regreso de una pequeña audiencia a los estadios se puede hacer de manera segura y se puede evitar la propagación del coronavirus", puede leerse en una carta dirigida a los aficionados.

Los clubes belgas de fútbol han ido presentando protocolos individuales para reabrir los estadios a partir de la quinta jornada de liga, que un comité formado por miembros de los clubes, la federación y las autoridades deportivas, policiales y políticas han ido evaluando y que permitirán concentraciones de más de 6.000 espectadores en algunos casos.

El Estadio del Kehrweg del Eupen, junto a la frontera alemana del este de Bélgica, será el primer estadio en desconfinarse, al abrir sus puertas este viernes (18.45 GMT) a 1.600 aficionados, que entrarán por cuatro accesos diferentes con ventanas horarias asignadas hasta 10 minutos antes del inicio del duelo con el Gand.

El Anderlecht de Bruselas reabrirá el domingo 13 de septiembre las puertas del estadio Lotto Parkpara para que sus seguidores presencien el encuentro contra el Círculo de Brujas.

El club de la capital belga, con capacidad para unos 21.500 espectadores, podrá acoger a 6.350 seguidores en los tres próximos partidos que dispute en casa.

En su página web, el Anderlecht pide a cada aficionado que deje un asiento y una fila libre respecto al siguiente espectador y que en todo momento utilicen mascarilla, que solo podrá retirarse "brevemente" para comer o beber.

Las puertas del estadio abrirán una hora y media antes del encuentro y se cerrarán 15 minutos antes del pitido inicial. Al término del partido, la salida de los aficionados se organizará por bloques.

Los bares del interior del estadio estarán abiertos hasta 15 minutos antes del final del encuentro, pero los aficionados deberán comer o beber sólo en su asiento y respetar la distancia de seguridad al hacer cola para pedir.

"Insistimos en que todos nuestros fanáticos sigan las reglas. Cuanto mejor salga todo, es más probable que recibamos más seguidores en el futuro", agrega el club.

En la carta abierta dirigida a los hinchas se les pide que no acudan al estadio si no tiene entrada y que eviten aglomeraciones.

La reapertura de estadios llega días después de la vuelta al colegio en los colegios de Bélgica, país que los últimos días ha ido registrando cada vez más nuevos casos de coronavirus, con 877 nuevos positivos en las últimas 24 horas, que eleva el alza medio semanal un 22 %, y un incremento semanal de hospitalizaciones del 41 %.