MÁLAGA

Juankar se despide: “Ha sido la etapa más bonita de mi vida”

El madrileño quiso decir adiós al malaguismo a través de una carta de despedida hecha pública por el Málaga. “Me voy muy triste por tener que abandonar el club de esta manera”, asegura.

Juankar se despide: “Ha sido la etapa más bonita de mi vida”
MARIANO POZO DIARIO AS

Juankar jugará las próximas temporadas en el Panathinaikos, pero no ha querido cerrar su etapa en el Málaga sin hacer pública una carta de despedida que ha difundido el club. El zurdo se ha mostrado agradecido en su adiós y ha resaltado que se va “muy triste” por la forma en que se han producido los acontecimientos en las últimas semanas. “Me voy con un sabor agridulce, con una culpabilidad que no me pertenece ya que se ha llegado a esta circunstancia por otros motivos que vienen desde hace mucho, mucho tiempo”, explicó.

El madrileño ha afirmado que ha vivido en La Rosaleda la etapa “más bonita y más importante” de su vida. Y reconoce que "podía haber dado mucho más de no haber sido por las lesiones, pero aun así, he remado a contracorriente para estar de vuelta y seguir luchando por este escudo. Daría mi vida una y mil veces por todo esto, sin esperar nada a cambio”.

El texto íntegro de la carta de despedida de Juankar es el siguiente:

“Jamás pensé en este momento, pero todo tiene su final. El final de la etapa más bonita y más importante de mi vida, en la que he sufrido mucho pero a la vez he sido la persona más feliz del mundo, gracias a esta ciudad, gracias a su gente y gracias a todo el malaguismo que ha sabido transmitirme todo lo que significa esto.

Siento que podía haber dado mucho más de no haber sido por las lesiones, pero aun así, he remado a contracorriente para estar de vuelta y seguir luchando por este escudo. Daría mi vida una y mil veces por todo esto, sin esperar nada a cambio. Los que de verdad me conocen saben cómo soy, un chico sencillo que juega al fútbol y que le da más importancia a todo lo que le rodea en vez de a sí mismo, a muchos les podré parecer bueno y a otros no, pero lo que sí quiero que sepáis que en estos 5 años lo he dado todo desde el primer momento hasta el último, algunas veces mejor que otras pero siempre sabiendo la camiseta que llevaba puesta.

Me voy muy triste por tener que abandonar el club de esta manera, con un sabor agridulce, con una culpabilidad que no me pertenece ya que se ha llegado a esta circunstancia por otros motivos que vienen desde hace mucho, mucho tiempo. Sólo espero que algún día podáis ver que he intentado devolveros todo lo que me habéis dado vosotros que ha sido mucho.

Gracias a Málaga por darme a lo más importante de mi vida, mi hija, Martina. La única malagueña de la familia, la que ha llevado desde que nació la equipación y la que con dos años me cantaba el himno del Málaga. Por esto, por esta ciudad, por esta afición y por todos los grandes amigos que me llevo al final de esto, ha merecido la pena esta historia. Deseo con todo mi corazón que el Málaga normalice su situación y estaré aquí para ayudar en lo que se me necesite. Sé que Málaga volverá a brillar más fuerte que nunca.

A todos los amigos que Málaga me ha dado, a todos los componentes del club, a todos esos compañeros que he tenido durante cinco años, a todos los invisibles del vestuario que nos hacían la vida más fácil, y por supuesto a TODA la afición por ser un ejemplo en todos los sentidos, gracias por estos cinco años de mi vida, de corazón, ¡GRACIAS!

El fútbol no tiene memoria, pero que sepáis que esté donde esté yo sí que recordaré cada momento vivido aquí. ¡Siempre MÁLAGA!”.