LAS PALMAS

Maikel Mesa sufre amenazas por besarse el escudo en el derbi

El centrocampista amarillo, autor del tercer gol visitante ante el Tenerife, ha tenido que soportar improperios en las redes sociales.

0
Maikel Mesa sufre amenazas por besarse el escudo en el derbi

La UD Las Palmas y el CD Tenerife disputaron este viernes un derbi amistoso en el que el conjunto de Pepe Mel se llevó la victoria por uno a tres con un tanto de Maikel Mesa de penalti en los minutos finales y lo que debía ser normal, como celebrar un gol, aunque se esté jugando sin público en el estadio, se ha convertido en una serie de amenazas hacía el futbolista tinerfeño por señalarse el escudo de la UD tras materializar la pena máxima.

Mesa, que volvió este verano tras su cesión en el Albacete, era, de hecho, el encargado de lanzar los penaltis en el equipo manchego, siendo uno de ellos con el que consiguió la permanencia para su ex equipo en el Ramón de Carranza ante el Cádiz en la última jornada del pasado campeonato liguero, por lo que suele ser un lanzador habitual desde los once metros y, ahora que en la UD no se encuentra Rubén Castro, que era el encargado de ello, no es de extrañar que el jugador se decidiera a tomar la responsabilidad ante la falta de especialistas.

Sin embargo, la cuestión no queda ahí, sino que en las redes sociales algunos usuarios no han visto con buenos ojos que el futbolista se besara el escudo tras el gol, cosa que ha realizado en numerosas ocasiones cada vez que ha metido un gol con la elástica de Las Palmas, y ha recibido mensajes tales como “muy poco inteligente Maikel Mesa si sigue haciendo el payaso. Aquí nos conocemos todos y tanto él como su familia, cuando anden por Tenerife, pueden recibir una paliza monumental” y otros similares diciendo que “Maikel Mesa no pise Tenerife”.

De todos es sabido su predilección por la UD Las Palmas, aún siendo de Tenerife, y ha sorprendido bastante esta reacción de algunos aficionados en un partido amistoso.

Ahora, Las Palmas, a menos de una semana para el debut ante el Leganés, que es lo realmente importante, en una cita que se antoja complicada ante un recién descendido, los de Mel llegan sabiendo que son competitivos, ya que solo han podido disputar dos partidos de preparación, pero las sensaciones fueros más que positivas con tres goles a balón parado, lo cuál ha sido muy extraño ver durante los últimos años en la UD.