CHELSEA

Oficial: el Chelsea ficha a Havertz por 100 millones de euros

El alemán se convierte en el traspaso más caro del club inglés y está llamado a liderar el ilusionante proyecto construido en Stamford Bridge.

La revolución en el Chelsea sigue su curso y hoy, en el que puede ser el anuncio más importante en un verano lleno de caras nuevas e ilusionantes, ha hecho oficial a la joya más brillante de su presente, pero sobre todo de su futuro. Kai Havertz, la última gran perla que ha dado el fútbol alemán, ha desembarcado hoy en Stamford Bridge a cambio de una cifra que puede convertirse en récord según Sky Sports, pues, si cumple con todos los objetivos marcados, a los 80 millones de euros que pagarán por él al Bayer Leverkusen se unirán otros 20 que le convertirán en el traspaso más caro de la historia del club inglés.

Todo ello enmarcado, además, en un verano ya de por sí agitado para los blues, que cuentan ya con las incorporaciones de Ziyech, Werner, Chilwell, Thiago Silva, Sarr y Mbuyamba. De hecho, y según ha informado Sky News, dentro de las conversaciones entre el club inglés y el alemán podría enmarcarse la cesión del joven Sarr, que debe curtirse antes de apuntalar una defensa que sufrió mucho el año pasado.

Mientras, Havertz, al que se le relacionó con el Real Madrid, habría abandonado la concentración de su selección en Stuttgart para viajar hasta la capital británica, donde firmaría hoy mismo su contrato. A sus 21 años, y tras una temporada en la Bundesliga en la que marcó 12 goles y dio 6 asistencias, el germano era uno de los grandes talentos del mercado en esta temporada en la que la Premier no parece levantar el pie del acelerador.

De hecho, en su país consideran que está llamado a liderar la selección tetracampeona del mundo durante la próxima década, una fe que explica el por qué el Chelsea ha decidido convertirle en uno de los futbolistas más caros de la historia a pesar de su corta edad. Además, con este traspaso superará el anterior récord de la entidad, en posesión de Kepa Arrizabalaga, en el que en teoría no se ha perdido toda la confianza, sobre todo porque sería muy difícil recuperar la inversión que se hizo por él, pero al que ya le están buscando un portero sustituto capaz de hacerle competencia para espolearle y que Lampard tenga varias opciones donde elegir.