LIGUE 1

Leonardo y Tuchel alargan sus discrepancias en el PSG

A pesar de haber clasificado a los parisinos a su primera final de Champions League, el alemán no tiene garantizado el respaldo de la directiva en París.

Leonardo y Tuchel alargan sus discrepancias en el PSG
Manu Fernandez AP

Ni la clasificación a su primera final de la Champions League ha podido garantizar la continuidad de Thomas Tuchel en el PSG. El técnico alemán afronta su más que posible última temporada en París en medio de una escalada de discrepancias con la directiva que llevaron incluso a plantear la posibilidad de que Allegri fuera su sustituto en el conjunto parisino.

Fuentes cercanas al PSG confirman a Le Parisien que Tuchel sigue estando en el punto de mira de aficionados, directiva y jugadores. Algunos integrantes de la plantilla siguen desconcertados con las gestión de los cambios del técnico del PSG en la final de la Champions, dejando sin jugar a Mauro Icardi y dando entrada antes a Choupo-Moting. Todavía no ha conseguido ganarse la confianza del equipo, aunque sí arregló sus diferencias con Mbappé, tras éste recriminarle en varios partidos que le sacara del campo.

Sin duda, la cuestión que más debate ha suscitado en Francia ha sido la de Thiago Silva. Tras la final de la Copa de Francia entre PSG y Saint-Étienne del 24 de julio, Tuchel le dejó una indirecta a Leonardo afirmando que "en el fútbol, todo puede pasar", en relación con la posible ampliación de contrato del ya excapitán de los parisinos. Leonardo guardó silencio durante todo el verano al respecto y solo se pronunció para anunciar oficialmente su marcha de la capital francesa.

Por ello, el hecho de dejar a Icardi sin minutos en la final de la Champions se entendió como una declaración de intenciones de Tuchel a Leonardo. Al no haber renovado el director deportivo a Cavani y sí haber invertido más de 60 millones de € en el delantero argentino, el alemán decidió darle minutos a Choupo-Moting antes que al ex del Inter en el partido más importante de la historia del PSG, agrandando aún más las diferencias entre ambas partes. Es por ello que, si Tuchel no gana la Champions en mayo, su periplo en París podría llegar a su fin tras tres temporadas irregulares.