MÁLAGA

Los peligros del ERE en el Málaga

Varios futbolistas exigen al club el cobro de la totalidad de la ficha de la 2019-20. De no pagar, el Málaga podría ver bloqueados sus derechos federativos.

Los peligros del ERE en el Málaga
MÁLAGA CF

La puesta en marcha del ERE en la primera plantilla del Málaga ha desatado una tormenta en el club blanquiazul. La amenaza de denuncias por impagos si no se deja en el cajón el proceso de despido colectivo complica aún más la delicada situación de la entidad. AFE lleva algunos días recopilando información y actualmente ultima los detalles para presentar dichas denuncias.

La argumentación del sindicato de futbolistas se basa en que muchos de los jugadores tienen pactados en sus contratos percibir un porcentaje importante de sus salarios en el último pago de la temporada. El club les pidió hace algunas semanas que aceptasen cobrar a plazos esa parte y los futbolistas dieron el visto bueno. Muchos de ellos lo hicieron por escrito. Otros, en cambio, no llegaron a firmar ese prorrateo en el cobro. Esa es la arista que el Málaga dejó suelta y a la que se agarran ahora para tratar de disuadir al club en su idea de ejecutar el ERE.

Los jugadores aseguran sentirse "engañados" tras el anuncio del ERE y los que no sellaron por escrito ese acuerdo verbal alcanzado con el Málaga exigen ahora al club que se ponga al día y les abone la cantidad íntegra que les corresponde. Esos son los impagos que en las próximas horas AFE denunciará ante la comisión mixta AFE-LNFP.

Fuentes conocedoras de la legislación actual en este tipo de situaciones han asegurado a AS que una vez presentadas las denuncias, el Málaga tendría un plazo de tres días para alegar y posteriormente contaría con otro plazo de diez días para hacer frente a esos impagos. En caso de no pagar en tiempo y forma, el club vería bloqueados sus derechos federativos y no podría, entre otras cosas, inscribir futbolistas.

Los plazos del ERE

Tras las reuniones mantenidas ayer por AFE con el administrador judicial, José María Muñoz, y con los futbolistas afectados por el ERE, la plantilla ya conoce de primera mano cómo será el procedimiento en las próximas semanas.

Los jugadores disponen de un plazo de siete días para elegir a tres representantes legales que serán quienes asuman la negociación del ERE con el Málaga. Dentro de esa representación, según ha podido confirmar este medio, estará AFE. Una vez se concrete este paso, se abrirá un plazo de negociación de 30 días en el que las partes deberían llegar a un acuerdo. En caso de que expire el plazo y no se haya alcanzado un acuerdo con todos los jugadores implicados en la negociación, será un juez el que decida los términos y condiciones del despido en cada uno de los casos.

Las fuentes consultadas, además, hacen hincapié en que los futbolistas deben percibir de forma puntual e íntegra los emolumentos que tienen pactados en sus respectivos contratos durante todo el tiempo que se prolongue la negociación. En caso de que hubiese retraso en alguno de los pagos podrían producirse más denuncias. Mientras no haya acuerdo, por tanto, sus salarios seguirán computando íntegramente en el gasto salarial de la plantilla.

De cualquier modo, es bastante posible que la negociación no agote los plazos en todos los casos (la resolución podría irse a los primeros días de octubre), ya que hay algunos jugadores que tienen propuestas de otros clubes encima de la mesa, otros han dejado entrever su predisposición a rescindir sus contratos y el club no descarta poder llegar a un acuerdo con algún futbolista para que continúe en la plantilla, como es el caso de José Rodríguez.