BARCELONA

Los cracks del Barça siempre salen mal: Schuster, Maradona, Romario, Dinho, Neymar...

Este episodio de Messi con la directiva recuerda otros en la historia. Recordamos las grandes estrellas que también se fueron por problemas.

Los cracks del Barça siempre salen mal: Schuster, Maradona, Romario, Dinho, Neymar...

La posible salida de Messi del Barcelona ha sido un bombazo en el mundo entero. Lo que ha quedado claro con esta intención del argentino es que no está muy conforme con las decisiones que ha llevado a cabo la directiva en los últimos tiempos. El caso del argentino es algo que se ha repetido en la directiva blaugrana a lo largo de la historia. Algo queda claro: los cracks del Barça siempre salen mal. Schuster, Cruyff, Maradona, Romario, Ronaldinho, Ronaldo o Neymar son solo algunos de los casos anteriores. 

El de Neymar es el más cercano. El brasileño decidió poner fin a su contrato en el Barça y las demandas con la directiva se han sucedido desde entonces. Nunca hubo demasiado entendimiento entre jugador y Bartomeu, al igual que están pasando en la actualidad con Messi. 

Hace años, ya sin la directiva de Bartomeu, pasaba un poco lo mismo. Ronaldinho, el que marcó una época en el club blaugrana fue despedido por sorpresa. Tras cinco temporadas brillando en el Camp Nou, se enteró de su adiós en la rueda de prensa de presentación de Pep Guardiola. Entre otras razones, se dice que fue por quitarle a Messi los malos hábitos del brasileño. 

Con Ronaldo pasó algo parecido. El que fuera Campeón del Mundo en 2002 sólo aguantó una temporada en el Barcelona. "Estaba negociando mi renovación con el Barcelona, pero decidí no seguir porque no confiaba más en los dirigentes del Barça", reconoció. La razón, parecida a la de Messi en la actualidad. 

El fin de la historia de Romario en el club catalán es bastante sorprendente. El brasileño, que venía de disputar el Mundial de EE UU, pidió más vacaciones al club. Pero Núñez salió en su contra públicamente. “Tiene que estar aquí, como todos”, dijo el máximo dirigente. Su opinión fue respaldada por Cruyff, en ese momento entrenador. 

Schuster tuvo más pena que gloria en el Barcelona. El exjugador alemán ficha en 1980 por 140 millones de pesetas. Sin embargo, lo que más se recuerda de él es la mala relación que tuvo con Núñez por su fuerte carácter y la espantada que hizo en Sevilla en la final del Copa de Europa ante el Steaua de Bucarest. De ahí pasó a la historia. 

Podría parecerse a la de Diego Maradona. El argentino fichó en 1982 por el Barça y sólo dos años después salió tras varios duros enfrentamientos con la directiva. Su adiós siempre ha pesado en el club catalán. 

Johan Cruyff había sido todo como jugador del Barcelona pero como entrenador también salió con polémica.