INGLATERRA

Harry Maguire, ya en libertad tras su altercado en Grecia

"Hemos contactado con Harry y está cooperando con las autoridades griegas. No haremos más comentarios", informa el United en un comunicado.

Harry Maguire, ya en libertad tras su altercado en Grecia
LEE SMITH Action Images via Reuters

Harry Maguire, futbolista del Manchester United y de la selección inglesa, fue detenido en Mykonos en la madrugada del jueves tras una pelea que tuvo lugar a la salida de un bar entre su grupo de amigos y otros ingleses.

Según la policía local, Maguire atacó a un oficial durante la disputa y es uno de los tres detenidos tras la pelea. "El futbolista abusó verbalmente de un oficial y luego lo golpeó", dijo Petros Vassilakis, de la policía. "Los tres detenidos se resistían cuando fueron llevados a la comisaría de Mykonos. No puedo decir lo que nos estaban diciendo, pero todo eran palabras en inglés contra las autoridades y contra el trabajo de la policía. Los tres declararán hoy ante un fiscal estatal en la isla de Siros para ser acusados de agresión".

El Manchester United, por su parte, emitió un comunicado afirmando que "son conscientes del incidente en el que se ha visto involucrado Harry Maguire en Mykonos". Además, añaden: "Hemos contactado con Harry y está cooperando con las autoridades griegas. No haremos más comentarios".

Su hermana fue apuñalada en la pelea

Harry Maguire ya ha sido liberado tras un interrogatorio y dos días de detención. Se espera que este mismo domingo regrese a Inglaterra, aunque tendrá que comparecer el martes en el juzgado.

Según han pasado las horas, Daily Mail ha ido recabando más información. Y es que, supuestamente, el futbolista se enzarzó en la pelea después de que aficionados rivales al United apuñalaran a Daisy, su hermana, que acabó herida en un brazo.

Estos sucesos han supuesto un auténtico shock entre los aficionados de los Red Devils, puesto que tenían a Maguire como un capitán ejemplar. El defensa se enfrenta ahora a una posible sanción del club, que podría llegar a quitarle la capitanía.