PSG-BAYERN

Bernat tiene una cuenta pendiente con Hoeness

El lateral del PSG tuvo un encontronazo hace dos años con el entonces presidente del club bávaro. Ahora podría vengarse.

Bernat tiene una cuenta pendiente con Hoeness
BERTRAND GUAY AFP

La final de la Champions entre Bayern de Múnich y PSG también será el duelo particular entre Juan Bernat y Uli Hoeness. El lateral español en las filas del conjunto parisino y el presidente de honor del campeón de la Bundesliga fueron los protagonistas de una de las rajadas más épicas en la historia del cuadro alemán. Hace cerca de dos años, el 19 de octubre de 2018, el entonces presidente del Bayern compareció ante los medios para quejarse de la mala prensa que estaba recibiendo el Bayern y, en particular, del entonces ya ex jugador muniqués Juan Bernat. Al ser preguntado por el ostracismo que había estado sufriendo el defensor en la que terminó siendo su última temporada en el Allianz Arena, se le cruzaron los cables a Hoeness y culpó a Bernat de la casi eliminación en cuartos de la Champions ante el Sevilla. Según el mandamás del Bayern, Bernat jugó una “mierda“ y fue el “único responsable“ de que los germanos estuvieran a punto de caer ante el cuadro hispalense. “El bienestar del Bayern no depende de Juan Bernat“, añadió.

El internacional español se vio obligado a abandonar Múnich, a pesar de las diculpas a posteriori de Hoeness, y terminó recalando en un PSG donde se ha ganado un puesto en el once titular y está siendo decisivo en Champions. Suma dos tantos en Europa, el último en el 3-0 frente al Leipzig en semis, y está ansioso por que llegue la finalísima de Lisboa para probar que su ex presidente estaba equivocado. Ya se comportó como un caballero en su día y no quiso entrar al trapo. Lo único que dijo sobre las palabras de Hoeness fue: “Me he enterado, pero no tengo nada que comentar al respecto. Ya me enseñaron de pequeñito que es de bien nacido ser agradecido. Siempre estaré agradecido al Bayern de Múnich y sus aficionados por los cuatro años que estuve allí. Le deseo todo lo mejor al club y mucha suerte“. Su agente José Manuel Tarraga, sin embargo, sí quiso añadir: “Pienso que las declaraciones de Hoeness son desafortunadas e impropias del presidente de un club tan grande“.

El propio Hoeness, quien llegó a cumplir pena de cárcel en Alemania por evasión de impuestos, llegó a admitir que la actuación de Bernat en el Sánchez Pizjuán fue clave para que la junta directiva del club tomara la decisión de vender al jugador formado en el Valencia. Salió por la escasa cifra de cinco millones de euros y puso rumbo al PSG, donde vuelve a sentirse importante y es una pieza esencial dentro del esquema del entrenador Thomas Tuchel. Semanas después de su rajada, Hoeness recapacitó y decidió pedir disculpas públicamente: ”Me arrepentí mucho de haber menospreciado a Juan Bernat, sobre todo centrándome en su actuación en un solo partido”, explicó, y aseguró que no volvería a dirigirse con semejante desprecio a un jugador que vistió la camiseta del Bayern. No hay resquemores. Eso sí, el aliciente para Bernat de cara a la final contra su ex club, no podría ser mayor. Sobre todo teniendo en cuenta que Hoeness estará en el palco de Lisboa.