REAL MADRID

El Dortmund y Reinier: a la segunda fue la vencida

El club alemán intentó fichar al brasileño en 2019 y la propuesta casaba a la perfección con su idea y la de sus agentes... hasta que apareció el Madrid.

Los caminos del Borussia Dortmund y Reinier Jesus (18 años) se han cruzado ahora, pero bien podrían haberlo hecho a inicios de este año o en 2019. El club alemán intentó fichar al brasileño y hubo conversaciones con los agentes y la familia del jugador, que quedaron encantados con el proyecto... hasta que apareció el Real Madrid, que en enero pagó su cláusula y le firmó hasta 2026.

El plan de Reinier era dejar Brasil rumbo a Europa con un paso intermedio en su carrera. El objetivo era ir a un equipo de fútbol ofensivo y que le asegurara minutos, pero a la vez que estuviera en la zona alta de la clasificación en su país e incluso pelease por títulos. Con esos requisitos, el Dortmund encabezaba una lista en la que aparecían también el Ajax y hasta el Everton. Se consideraban destinos ideales para enfilar el final de su formación, una primera experiencia en la élite para a continuación proyectarse a la cima del continente.

Tiempo atrás, el departamento de scouting del Dortmund ya había puesto a Michael Zorc en la pista de Reinier. Le empezaron a seguir tanto en la base de Flamengo como en las inferiores de Brasil, donde siempre destacó. "Es el futuro 10 de la Selección", dijeron a este periódico desde la Confederación Brasileña de Fútbol. El director deportivo supo moverse muy bien, exponiéndole al entonces flamenguista las ventajas de elegir el Signal Iduna Park para su desarrollo. No hubo opción a más por la irrupción del Madrid.

Con Juni Calafat al frente, desde el Bernabéu se incorporaron con fuerza a la lucha por hacerse con Reinier. La hoja de ruta presentada sedujo al mediapunta y a su familia, madridistas y conscientes de eso de que al Madrid no se le puede decir que no: primero, al Castilla con un mito como Raúl, en unas instalaciones de ensueño que habían conocido meses atrás; después, entrenamientos a las órdenes de Zidane en la primera plantilla; por último, el debut y el protagonismo progresivo con los mayores.

Así se convenció para algo en lo que en un principio no había pensado a Reinier, que firmó al alcanzar la mayoría de edad, durante la disputa del Preolímpico en Colombia. Ahora, en mayor medida por estar el cupo de extracomunitarios cubierto, ha de salir. El Madrid y él confían plenamente en que es para volver. Mientras, se terminará de confirmar en uno de los mejores equipos para ello, un Dortmund que ya quiso vestirle de amarillo en el pasado.