REAL SOCIEDAD

Tras David Silva, la Real Sociedad va ahora a por Jeison Murillo

El equipo txuri-urdin entabla conversaciones con la Sampdoria y el agente del central colombiano para intentar su fichaje.

Murillo celebra un gol
Lalo R. Villar DIARIO AS

La Real Sociedad sigue apuntando alto en este mercado de fichajes tan extraño. Después de cerrar una de las bombas del verano, el regreso a LaLiga de David Silva, ahora ha puesto sus ojos en central colombiano Jeison Murillo, que pertenecen a la Sampdoria y que ha completado la última media temporada cedido en el Celta de Vigo. Precisamente, el equipo vigués lleva tiempo tratando de cerrar su contratación, pero no termina de llegar a un acuerdo con la entidad italiana, según apuntan diversas informaciones desde el país transalpino.

El Celta ahora se ha encontrado con otro duro competidor, una Real que tenía como prioridad desde que terminó la última campaña reforzar el centro de la zaga. El preferido parecía ser Mario Hermoso, pero el central del Atlético de Madrid es una baza muy compleja y cara de cerrar, y en caso de poder cerrarse, llegaría en calidad de préstamo. Así que el club donostiarra lleva tiempo explorando otras posibilidades que tiene en cartera desde hace tiempo. Y la opción del internacional colombiano gusta, así que desde la entidad donostiarra habrían entablado conversaciones tanto con la Sampdoria como con su agente, Rocco Dozzini, para intentar su contratación. Y parece que se han encontrado con la puerta abierta para reforzar su defensa con un jugador con amplia experiencia en la liga española, y que ya ha pasado por clubes importantes como el Valencia y el Barcelona.

De Murillo gusta en la Real su contundencia, su salida desde atrás con el balón jugado y, sobre todo, su polivalencia, porque puede jugar tanto de central derecho como izquierdo. De hecho, en el Valencia con Marcelino, con quien mostró sus mejores virtudes, ocupaba la posición de central zurdo a pesar de ser diestro, y eso está muy bien valorado por la secretaria técnica realista, que considera clave reforzar esa parte de la zaga. La Real lleva tiempo siguiendo al colombiano, pero su interés es reciente, consciente de que no es una operación sencilla, por las cantidades que pide la Sampdoria, que rondaría alrededor de los 10 millones de euros y que el Celta estaría dispuesto a ofrecer.