Las Palmas

Se atasca la operación salida de la UD Las Palmas

El ERTE puesto en marcha durante el confinamiento frena las bajas de Srnic, Deivid, Mantovani o De la Bella. De momento entrenan con normalidad.

Se atasca la operación salida de la UD Las Palmas
Carlos Díaz-Recio Diario AS

Se sabe desde hace semanas que Las Palmas no cuenta, para el próximo curso, con Srnic, Deivid, Mantovani, Raúl Fernández, De la Bella o Tana. De hecho, así lo reconoció públicamente Miguel Ángel Ramírez, presidente de Las Palmas, en su comparecencia del martes de la semana pasada.

El club acumula varias semanas de negociación para desprenderse de dichos futbolistas, pero la solución no parece tan fácil porque más que desde los despachos de la entidad se deslice la idea de que los acuerdos están próximos. Un caso distinto es el de Tana, ‘víctima’ de un expediente disciplinario que podría resolver su contrato, disponiendo el mediapunta de plazo hasta el miércoles para presentar sus correspondientes alegaciones.

Más complejo es el caso de sus compañeros. Al igual que el propio Tana, todos ellos fueron incluidos en el ERTE que, en tiempos de confinamientos, la Unión Deportiva se vio obligada a sacar adelante en todos los estamentos de la entidad. Esta herramienta legal puesta en marcha por el Gobierno de España impide a las empresas despedir a los trabajadores afectados al menos hasta seis meses después de haberse acogido a ella, por lo que Las Palmas no podría en ningún caso finiquitar dichos contratos de manera unilateral.

Así, la entidad amarilla se afana en la búsqueda de distintos pactos amistosos para no incurrir en ninguna ilegalidad. Estuvo a punto de hacerlo cuando Miguel Ángel Ramírez, su presidente, anunció en La Provincia “un trato exquisito” para dichos futbolistas, que consistía en apartarlos del grupo mas proporcionándoles un preparador físico y un entrenador. Sin embargo, dicha situación podría entrar en conflicto con el convenio colectivo de la AFE, que impide apartar a los jugadores del grupo por una cuestión meramente deportiva. De hecho, el propio MÁR confirmó que estos jugadores se ejercitarían con el grupo pese a conocerse que están descartados por el club de cara al próximo proyecto con Pepe Mel al frente.

Esta situación cuenta con los agravantes de que todos ellos ya tuvieron que bajarse el sueldo hace un año tras el socavón económico que trajo consigo en decepcionante primer año en Segunda tras el descenso de 2018 más la pérdida de salario propia del ERTE. De momento, se ejercitan con el grupo. Tampoco se le ve con la cabeza fuera, colgando Mantovani o De la Bella mensajes positivos acerca de la vuelta al trabajo en sus perfiles de redes sociales.