ESPANYOL

El Espanyol todavía no se pronuncia por Bernardo

El Girona, inmerso en el playoff de ascenso, espera acontecimientos. Si asciende a Primera ya tiene la nómina de centrales cubierta. El coste del colombiano, 2,5 millones.

Bernardo Espinosa.
David Ramirez/LALIGA

En la rueda de prensa valorativa de la pasada temporada y explicativa de la actual, que aconteció el 22 de julio, Rufete, director general deportivo, confirmaba las bajas de Facundo Ferreyra, Jonathan Calleri, Ander Iturraspe y Naldo Gomes. No así la de Bernardo Espinosa, central del Girona que ha jugado cedido esta temporada y que tiene una opción de compra que ronda los 2,5 millones. El colombiano podría encajar en la nueva plantilla si Vicente Moreno lo estima conveniente.

Pese a ello, y como todo el mercado, los procesos siguen sucediéndose con lentitud. En Girona no saben aún las intenciones del Espanyol con el colombiano. Inmersos ahora en el playoff (juegan esta tarde ante el Almería), si logran ascender a Primera ya tendrían la nómina de centrales cubierta, con Alcalá, Juanpe, Santi Bueno y la obligatoriedad de contratar a Ignasi Miquel. Bernardo, que llega de un descenso, no tendría fácil acoplarse y se podría ver con buenos ojos una salida, teniendo en cuenta que acaba contrato en 2021.

A sus 30 años, Bernardo disputó 26 partidos el curso pasado. Titular con todos los entrenadores menos con David Gallego, el central marcó tres goles y demostró sus luces y sombras: letal en las jugadas a balón parado pero con problemas a la hora de defender en espacios más abiertos. La carrera de Bernardo se ha desarrollado entre ambas categorías, con 133 encuentros en Primera y 114 en Segunda. También ha logrado un ascenso con el Sporting (2014-15), aunque en su debe hay cinco descensos en toda su carrera.

Actualmente, el Espanyol cuenta con tres centrales, aunque es cierto que dos de ellos no tienen la continuidad asegurada. Solamente Lluís López, si convence a Vicente Moreno, seguirá. David López y Fernando Calero, debido a su elevado salario, podrían salir en caso de recibir una oferta interesante o no de no poder resolver sus particularidades contractuales con el club. Mantener a Bernardo, después de una negociación a la baja con el Girona, podría ser una solución para contar con un jugador conocido, con experiencia en Segunda y con virtudes que pueden adaptarse a las exigencias de la categoría.