FRANCIA

Anelka y su salida del Mundial 98: "Así me saco el carnet de conducir"

Pirés revela como fue la salida del exmadridista de Clairefontaine. Jacquet no le dio ninguna explicación. Calificó su salida como algo "normal".

Anelka y su salida del Mundial 98: "Así me saco el carnet de conducir"
GRIGORY DUKOR REUTERS

Nicolas Anelka vuelve a estar de moda. Desde su casa de Dubai y gracias a Netflix, el delantero ha grabado un documental repasando su carrera en el fútbol. Una, cuanto menos, diferente. Bajo el título "Anelka, el inconformista", el francés junto a invitados de lujo (Henry, Vieira, Petit, Pirés, etc) repasa lo que fue su trayectoria.

Si su salida del PSG ya fue sonada ("Fue el primer jugador en mandar al PSG a la mierda", asegura Benachour, ex del club), no lo fue menos su marcha al Real Madrid desde el Arsenal. Con la selección, el Mundial de Sudáfrica fue uno de sus momentos más complicados pero en Clariefontaine, donde se formó desde los 13 años, vivió una primera experiencia con la absoluta que le marcó y dejó entrever que su personalidad era diferente. 

Anelka tenía apenas 19 años pero ya destacaba en un potente Arsenal (campeones de Liga y FA Cup). Así, entró en la prelista de Jacquet para el Mundial 98. El míster tenía que hacer varios descartes y Anelka estuvo entre ellos. Así cuenta el delantero como fue su salida en la previa de un verano triunfal para les bleus. "En la selección siempre había algún pero. Sentía que algo no iba bien. Estaba con Thierry (Henry) en la habitación y me pidieron que bajara. Fui a la habitación del entrenador. Era el segundo o el tercero en llegar. A cada uno nos explicaba el porqué (de su exclusión definitiva de la lista). "¿Tú? Es normal" me dijo y pasó al siguiente. No se si era consciente. Eso puede destruir la carrera de un chaval de esa edad que no fuera fuerte mentalmente", asegura el delantero galo que día antes calificó de "decepción" si este momento llegaba a darse. 

Así, empaquetó sus cosas y se marchó para casa. Pirés, que sí se quedaba, estaba relajado jugando al ping pong cuando se cruzó con un Anelka que salía con su equipaje y se quiso interesar por él. Esperando a un crío desconsolado, se encontró todo lo contrario. "Estábamos jugando al ping pong y vimos que se iba con las maletas. Estaba tranquilo, muy relajado y me dijo: "Da igual, así tendré tiempo de sacarme el carnet de conducir". "Este tío está loco"., pensé. Me dejó de piedra y me di cuenta de que era alguien totalmente diferente", narra el ex del Arsenal o Villarreal entre otros.

Según explica antes, en su llegada al Arsenal, Anelka tuvo a Patrick Vieira de 'cicerone' pero también de chófer. "No tenía carnet de conducir y tenía que recogerle siempre. Traté de ayudarle. Cuando sales para jugar fuera de Francia, al principio estás desorientado", asevera el actual entrenador del Niza.