SEVILLA - ROMA

Mística Azzurra en Duisburgo: allí 'ganó' Italia el Mundial 2006

El escenario de Sevilla-Roma puede inspirar a los giallorosi. Sus compatriotas tuvieron un agradable cuartel general en el estadio donde se juega esta noche.

El estadio de Duisburgo fue la sede de Italia en el Mundial 2006, hay cierta mística transalpina y eso les puede favorecer contra el Sevilla en Europa.
POOL REUTERS

Aunque no queda en esta Roma nadie (conocido al menos) que hubiera ganado el Mundial 2006, pues el mito Francesco Totti se marchó del club hace unos meses, Duisburgo y su Schauinsland-Reisen-Arena (entonces MSV-Arena) poseen un cierto aire místico-mitico para los italianos que acompañaron a la Azzurra durante el gran campeonato que conquistaron en Alemania.Y no porque jugaran aquí ningún partido durante el torneo, sino porque fue en este estadio donde instalaron su cuartel general.

En un hotel cercano al campo pernoctaba el equipo entonces entrenado por Marcello Lippi y aquí se entrenaban antes de los partidos que concluyeron con el cabezazo de Zidane a Materazzi e Italia levantando su cuarta Jules Rimet. Una sede permanente muy inspiradora este MSV-Arena, por cierto. Así como Dinamarca ganó la Euro 1992 después de estar de vacaciones y con una concentración parecida a ese relajamiento, el lugar de concentración de la Italia de 2006 quedaba lejos de eso, la concentración.

En las varias plantas del estadio los transalpinos montaron un sitio con zonas chill-out, lugares para aperitivo, algún bar de cocktail, azafatas y azafatos agradabilísimos y hasta un pinchadiscos. Los futbolistas se relajaban antes y después de las conferencias de Prensa, los periodistas alternaban con ellos en un ambiente simpar al que muchos atribuyen el buen rollo del equipo y el éxito final.