RACING

Lucas Díaz tiene un comodín en la lucha por la portería

El guardameta gallego ya tuvo a Rozada como entrenador en el Vetusta, filial del Real Oviedo, en donde le turnaba en la titularidad con Gorka Giralt

Lucas Díaz tiene un comodín en la lucha por la portería
Nacho Cubero DIARIO AS

No es fácil pelear la portería a un futbolista con más de 300 partidos en Segunda B. Siete clubes, dos ascensos, capitán del equipo, con el respaldo de la afición y elegido por los nuevos dirigentes deportivos para ser el único renovado de la plantilla de la temporada pasada. Todo eso es Iván Crespo y el que se anima a retarle esta temporada por la titularidad es Lucas Díaz. Lo tiene muy cuesta arriba el gallego, aunque nacido en Suiza hace 24 años, pero llega a esta pelea con un comodín. El del técnico.

Lucas Díaz hizo todos sus años de formación en la estructura del Compostela, hasta que el filial del Real Oviedo le reclutó para hacer la temporada 18/19 a las órdenes de Javi Rozada, con el que el lunes se reencontrará en La Albericia. En aquella campaña, fantástica para el Vetusta que acabó 5º, a dos puntos del playoff y por delante de los filiales del Athletic, la Real, el Sporting y el Eibar, Rozada dio a Lucas Díaz la titularidad en 18 partidos, después de estar todo el curso alternándole bajo palos con el donostiarra, canterano de la Real, Gorka Giralt.

La pasada temporada aprovechó sendas lesiones de Iván Crespo y Luca Zidane para jugar en el Racing en la segunda y tercera jornada y Oltra le regaló, para premiar su trabajo de toda la temporada como abnegado tercer portero, el último partido, ante el Rayo Vallecano. En todos ellos cumplió a buen nivel. El resto de la campaña, mientras el primer equipo tuvo a disposición a Luca y a Crespo, Lucas Díaz jugó 17 partidos consecutivos completos en el Rayo Cantabria, dejando en diez ocasiones la portería imbatida.

El tercer portero con contrato profesional con el Racing, Jagoba Zárraga, no cuenta en los planes de la comisión técnica y saldrá cedido, de acuerdo con el futbolista vasco, según Amorrortu, en busca de los minutos que no ha tenido en las dos últimas temporadas. En la 18/19, en el Racing, jugó un solo partido y la pasada campaña, cedido en el Rayo Majadahonda, solo fue alineado en siete encuentros.