BARCELONA

Samuel Umtiti, el futbolista 'desaparecido'

Desde que decidiera no operarse en verano del 2018 de su rodilla izquierda, el central francés sólo ha aparecido en 33 de los 109 partidos que ha jugado el Barça.

Hace más de un mes que en Can Barça nadie tiene noticias de Samuel Umtiti. El central francés inició el pasado 3 de julio un tratamiento conservador para solucionar sus molestias en la rodilla izquierda y desde ese día no ha vuelto a ejercitarse con el grupo. En AS ya dimos constancia en su día de la gravedad de la situación del jugador al anunciar que prácticamente había dicho adiós a la temporada, como así se está demostrando: no ha jugado ni un partido más en LaLiga y también es baja confirmada para este sábado ante el Nápoles.

"El jugador del primer equipo, Samuel Umtiti, tiene molestias en la rodilla izquierda y seguirá un tratamiento conservador. Es baja y su evolución marcará la disponibilidad". Este es el escueto comunicado que el club envió a los medios de comunicación el pasado 3 de julio para argumentar la ausencia del central francés en el entrenamiento. A partir de aquí, a Umtiti sólo se le ha visto pasando las pruebas de PCR con el resto de sus compañeros porque en los entrenamientos no se le ha visto el pelo.

De hecho, a día de hoy es el único jugador de la plantilla que no se entrena con el equipo -a excepción del 'rebelde' Arthur Melo-, ya que hasta el delantero danés, Martin Braithwaite, que no puede jugar la Champions al no estar inscrito en LaLiga, se ejercita de forma diaria con sus compañeros.

La gravedad de la situación de Samuel Umtiti preocupa y ocupa sobremanera en el club, que ha decidido dar un paso delante de forma definitiva e intentar buscarle una salida a cualquier precio, aunque el jugador no parece que vaya a renunciar a los 12 millones de euros brutos que cobra de ficha tan fácilmente. El central, que tiene contrato hasta el 2023, sólo se marchará si cobra la totalidad de su contrato. Y eso en el caso, más que improbable dadas las circunstancias, de que pase con éxito la revisión médica en su rodilla izquierda del club interesado.

Dos años de calvario

Desde el verano de 2018, tras ganar el Mundial, cuando decidió desoír los consejos de los médicos del club sobre la necesidad de pasar por el quirófano para solucionar una degeneración articular del cartílago de su rodilla, las cosas han ido de mal en peor para el internacional galo. De hecho, los datos corroboran la situación límite que está viviendo el central: sólo ha jugado 33 de los últimos 109 partidos que ha disputado el Barcelona, poco más del 30%.

Ahora mismo nadie en el club sabe a ciencia cierta qué va a pasar con Umtiti, ni los siguientes pasos que hay que hacer. El tratamiento conservador, con infiltraciones de células madre en la zona afectada, ya ha demostrado ser un parche más que otra, mientras que la operación cada vez parece más inevitable. El problema, es que a sus 26 años, el central ya perdido dos años en su carrera deportiva y va camino de retirarse antes de tiempo si no decide poner remedio de una vez por todas.