LEGANÉS

Portería, delantera y extremos, frentes que más urgen al Leganés

Son las tres franjas de la plantilla en la que tienen más necesidades de buscar refuerzos. Todos los movimientos dependerán de la llegada de un técnico.

Portería, delantera y extremos, frentes que más urgen al Leganés
JUAN AGUADO DIARIO AS

El Leganés afronta el mercado estival con muchas incógnitas. La primera afecta a un banquillo aún sin inquilino. Los pepineros negocian con Juan Ramón López Muñiz para que sea su entrenador. Sea él o sea otro el encargado de dirigir los designios del Lega, de su llegada dependerá la activación de un mercado para el que el club ya se va perfilando sin iniciar negociaciones por aquello de lograr el beneplácito del nuevo técnico a sus caras nuevas. Para cuando eso se produzca, tres son las áreas en las que hay mayor necesidad: la portería, la delantera y los costados.

Para el primer puesto, como ya ha contado AS, el Leganés ha sondeado a Munir, guardarredes marroquí del Málaga (31 años) con contrato en vigor hasta 2021. Un movimiento que deja traslucir que los madrileños tendrán que fichar al menos un portero y que pretenden hacerlo al inicio del mercado. Puede que sean dos.

Ahora mismo en su plantilla cuentan con Cuéllar como único integrante del primero equipo para este puesto. El extremeño gusta al Cádiz y está por ver si continuará en Segunda. En tal caso, el Leganés necesitaría acudir al mercado con la exigencia de que los futbolistas que incorporase fuesen de garantías para competir ambos por el puesto de titular, y no un perfil más de segundo portero a la sombra de Pichu.

Se busca delantero centro

En el caso de la delantera, sucede que el Leganés ahora mismo no tiene un nueve puro en plantilla para iniciar la pretemporada. Su único delantero es Mamadou Koné, que retorna tras su cesión al Deportivo de la Coruña y que goza de un perfil diferente al de un delantero centro.

Más allá del de Costa de Marfil, el Lega cuenta también con Juan Muñoz. Pero el sevillano está a préstamo en el Almería. Teniendo en cuenta el galimatías del play-off a Primera, está por ver que pueda incorporarse al retorno al trabajo, previsto para la semana del 10 de agosto. Además, el jugador ya ha deslizado en varias entrevistas que le gustaría quedarse en tierras andaluzas. Es un potencial candidato a venta.

Así las cosas, y con el fin de las cesiones de Guerero, Carrillo y Assalé, el Leganés se ha quedado sin arietes. Cabe recordar que dos de sus delanteros, los dos fichados y en propiedad, se marcharon el curso pasado. Las salidas de Braithwaite y En Nesyri no solo debilitaron la plantilla, sino que también pintaron un futuro sin nueves sin contrato en vigor más allá del final de temporada.

Búsqueda de extremos

También será relevante el blindaje de los jugadores de banda en ataque, toda vez que en las últimas temporadas se trata de una posición que ha ido perdiendo miembros paulatinamente. Aquí, con todo, las necesidades no son tan acuciantes sobre el papel. La vuelta de Dani Ojeda y de Arnáiz dibuja una base que, sin embargo, está en entre dicho en la realidad.

Porque el primero ya ha deslizado que en varios medios de comunicación canarios su predisposición a volver a Las Palmas (los amarillos lo quieren) y Arnáiz podría tratar de quedarse en Primera tras su buen final de curso en Osasuna. Los navarros no ejercieron la opción de compra de 4,5 millones de euros que tenían hasta el 30 de junio, aunque el buen hacer en ese tramo último del campeonato lo podría hacer un refuerzo interesante para más de un conjunto de la élite.