COLOMBIA

Ander Fernández, el agente español que triunfa en Colombia

El representante de San Sebastián lleva años especializado en el fútbol de Sudamérica y en concreto el colombiano, en el que ha adquirido una gran reputación.

Ander Fernández, el agente español que triunfa en Colombia

"Hace 20 años me lancé a la aventura de buscar futbolistas en países sudamericanos que no fueran Brasil y Argentina. Entonces parecía una locura ir a explorar un mercado tan arriesgado, me miraban raro. Hoy en día toda ha cambiado. Durante este tiempo he hecho operaciones en muchos de esos países, desde Honduras a Colombia", cuenta Ander Fernández, un agente de futbolistas de San Sebastián que triunfa en Sudamérica. Hace unos años creó su propia empresa, Amestia. Anteriormente había trabajado para Idub, la importante firma de Iñaki Ibáñez, y otra más en Barcelona, siempre centrado en el fútbol sudamericano.

Con su destreza para las operaciones, ha conseguido hacerse un nombre en el continente americano. En algunos países como Colombia es considerado uno de los representantes más influyentes. Él lleva, por ejemplo, la gestión de Reinaldo Rueda, seleccionador colombiano que dirige a Chile. También la de Alexander Guimaraes, hasta hace poco técnico del América de Cali campeón de la Liga Águila. Y su última operación ha sido la de Jorge Luis Pinto, otro reputado entrenador colombiano que desde hace unos días está al mando de la selección de Emiratos Árabes. Su hijo Éder, de sólo 26 años, ha liderado esta última negociación.

"Hemos intermediado en traspasos y ahora estamos centrándonos mucho en representar a jugadores jóvenes colombianos y chilenos. Hacemos las operaciones de salida desde allí a clubes europeos", cuenta. "Así empezamos hace años, cuando conseguimos traer a John Viafara del Portsmouth a la Real Sociedad. Desde entonces hemos participado en otros muchos movimientos. La gente de los clubes ya nos conoce y si buscan algo de allí, me llaman".

Lo que es una realidad es que haber conseguido meter la cabeza en un mercado tan en auge como el sudamericano le ha costado grandes esfuerzos: "Los primeros años me sentía rechazado, es normal. Todos los agentes locales se preguntaban: "¿Y este quién es?". Pero yo sabía que era un trabajo a largo plazo, que me iba a costar años. Ahora todo el mundo me tiene un gran respeto. Otros europeos que han ido a trabajar la zona han sido demasiado altivos. Yo nunca he tenido problemas con nadie. Eso al final hace ganarte una reputación".

Fernández, que llegó a vivir seis meses al año en Colombia, considera que el fútbol sudamericano vive un gran momento, aunque no divisia una próxima figura en ciernes, al menos en el país que más trabaja, el colombiano: "Si soy sincero, no se atisba un James a la vista. Sí confío mucho en la generación de los que tienen 16 y 17 años, los siguientes en salir. Hay mucho talento y mucha fuerza en Colombia, Ecuador, Chile... Siempre salen buenos jugadores". Es la reflexión de quien conoce mejor que nadie el mercado. Y no, no es sudamericano. Es donostiarra...