PREMIER LEAGUE

10 claves de la Premier League 2019/20

Finalizó la Premier League 2019/20 con todos los objetivos en juego definidos en la última jornada. Finalmente, Manchester United y Chelsea irán a Champions

10 claves de la Premier League 2019/20

La Premier League 2019/20 echa el cierre tras vivir una de los cursos deportivos más inesperados, sorprendentes e imborrables que se han visto en el fútbol inglés.

Un torneo que fue fraccionado de forma obligatoria por el parón que provocó la pandemia sanitaria del coronavirus. Como en el resto de grandes ligas europeas, en Inglaterra también se vieron obligados a pausar la temporada con un Liverpool que ya era virtualmente campeón, con unos puestos europeos candentes y con una zona de descenso que se presentaba igualada.

Liverpool, campeón.

La mejor generación de futbolistas que han lucido el Red de Liverpool desde hace décadas. Un proyecto liderado desde la banda por el carismático Jurgen Klopp que ha dirigido a algunos de los mejores futbolistas del mundo, según sus posiciones. Los Alisson, Alexander-Arnold, van Dijk, Robertson, Salah y Mané aparecen fácilmente en cualquier clasificación planetaria. Uno de los mejores equipos del mundo en el último año. Tras vivir un épico subcampeonato en 2019, ahora, han conseguido llevarse el campeonato de forma rotunda. Serán, a partir de ahora, el gran rival a batir por el resto de equipos en las islas.

Leicester: sorpresa, pese a todo.

El Leicester quedó grabado en la memoria de millones de aficionados en todo el mundo gracias a su título liguero ganado en 2016. Pero las temporadas posteriores hicieron que los Foxes volvieran a su segundo foco mediático natural con dinámicas incluso en las que estuvieron cerca de puestos de descenso. Sin embargo, inició la temporada 2019/20 y el rendimiento de los del King Power Stadium comenzó de forma muy positiva. Poco a poco, con el paso de las semanas, con el paso de las jornadas, lo que empezó como una anécdota se convirtió en rutina. Los de Brendan Rodgers estuvieron 325 días en puestos de Liga de Campeones, pero la vuelta del fútbol supuso un bajón deportivo que les dejó finalmente fuera de Champions, quintos en la tabla. Pese a no estar finalmente entre los 4 primeros clasificados, una de las sorpresas positivas de la temporada.

Reto cumplido de Frank Lampard.

No era una temporada sencilla la del Chelsea. La sanción impuesta por la FIFA privaba a los londinenses de poder fichar y el proyecto 2019/20 quedaba ligado a una sólida base de la plantilla del año anterior y a futbolistas cedidos que eran propiedad del club. Un horizonte nada claro que, sin embargo, se ha traducido en una digna temporada en la élite inglesa. Los de Lampard han sellado su clasificación europea y, pese a todas las dudas en pretemporada, jugarán la próxima temporada en Champions League. Uno de los proyectos que más dudas reflejaban porque no había ninguna referencia previa, pero que ha firmado una más que digna temporada. Ahora, todo apunta a que Roman Abramovich volverá a su versión inversora y el talonario será protagonista del verano Blue.

Lágrimas en Norwich, Bournemouth y Watford.

Son los tres equipos descendidos. Salvo el caso de los Canaries (que firmaron una preocupante temporada descendente), tanto Bournemouth como Watford no conocieron su destino final hasta la última jornada. De hecho, en el caso del Watford todo se resolvió en las últimas dos jornadas. En la jornada 36 ni siquiera estaban en descenso. Son, así, los tres equipos que pelearán por volver al primer escalón a partir de la próxima temporada desde Championship.

Una sorpresa llamada Sheffield United.

Una de las noticias más inesperadas de la temporada. El Sheffield United iniciaba su vuelta a la Premier League con el cartel de recién ascendido y, por lo tanto, con el principal objetivo de la permanencia. Sin embargo, pese a que desde el seno de Bramall Lane se mantenía el discurso de no perder la categoría, lo cierto es que sus cifras llamaban a grandes cosas. Su solidez y rigidez defensiva, sumado a su efectividad les permitieron llegar a la recta final del campeonato con opciones reales y matemáticas de incluso clasificarse para torneo europeo. Finalmente, no ocurrió. Finalmente, no disputarán la próxima temporada en Europa. Pero su campaña les permite ser elogiados por conocidos y extraños.

Fracaso económico Aston Villa.

Pese a que finalmente los Villanos de Birmingham sellaron la permanencia casi sobre la bocina de la temporada, su balance deportivo-económico ha dejado muchísimo que desear. Su vuelta a la Premier League se produjo por todo lo alto. El pasado verano los de Villa Park invirtieron la imponente cifra de casi 160 millones de euros viniendo de Championship, lo que les colocó entre los clubes con mayor inversión del fútbol europeo. Un equipo de la Segunda División inglesa tirando la casa por la ventana. Evidentemente, la exigencia del proyecto aumentó de forma considerable, pero los resultados han sido negativos. Han salvado la categoría, pero lo hicieron en la última jornada. De hecho, salieron del descenso en la penúltima. Un resultado que puede tener un final feliz, por la permanencia en la élite, pero que esconde un trasfondo económico que dejará seguramente más de un análisis a partir de ahora.

Arsenal sigue en caída libre.

El declive deportivo del Arsenal en términos ligueros sigue su curso. El conjunto londinense queda fuera de competición europea por primera vez desde la temporada 1995/96 mediante la vía de la Premier League y deberán agarrarse a la Final de la FA Cup para estar presente el próximo curso en terreno continental. Fichajes que no han funcionado como se esperaba, cambios en la banda con hasta 3 entrenadores diferentes y un clima repleto de dudas que han desencadenado en el peor curso liguero de los del Emirates en muchos años. Y, otro año más, viendo cómo el archienemigo Tottenham queda por delante en la tabla dejando tocado el orgullo Gunner en el Norte de Londres.

El Manchester United vuelve a la Champions.

La temporada del Manchester United volvía a tener tintes decepcionantes, grises, sin rumbo. Pero llegó el mercado invernal, llegó Bruno Fernandes y el proyecto se relanzó de forma muy positiva. Un relanzamiento deportivo que ha desencadenado en la vuelta de los Red Devils a la máxima competición continental. El fichaje de Bruno, la resurrección de jugadores como Martial, el paso adelante de Rashford y decisiones de Solsjkaer como la inclusión del joven Greenwood han provocado una metamorfosis deportiva del equipo que, en la últimas jornadas tras el parón, permitirán que vuelva a sonar el himno de la Champions League la próxima temporada en Old Trafford. Una dinámica que ha ido vinculada a la de un Leicester que se desmoronó deportivamente tras el confinamiento.

Resurrección de Vardy y Danny Ings.

Han sido los dos grandes protagonistas a nivel individual, con permiso de Kevin De Bruyne en el ámbito asistente. Los dos grandes goleadores de la temporada recuperando su mejor versión, su estado de forma más brillante, siendo partes vitales de Leicester y Southampton. Tanto Jamie Vardy como Danny Ings (ambos ingleses) firmando una temporada demoledora en términos goleadores, con premio final para el delantero de los Foxes, pero que refleja una resurrección deportiva que ha sido una de las noticias inesperadas de la temporada en Inglaterra. Dos delanteros que no aparecen entre los grandes atacantes del fútbol europeo y mundial en un primer vistazo, pero que han conseguido arrebatar el prestigio goleador a otras grandes estrellas del panorama futbolístico actual.

El Wolverhampton cayó en la orilla.

La temporada del conjunto dirigido por Nuno Espirito Santo finalmente no tuvo el premio de Europa, pero su curso ha estado a la altura de los grandes ingleses. El proyecto de los Wolves tuvo a jugadores como Raúl Jiménez y Adama Traoré sus grandes referentes. Pero el final de temporada marcó su desenlace final y les privará de disputar campeonato continental el próximo curso, en favor del Tottenham. Sin embargo, han dejado claro que tienen potencial suficiente como para acudir al mercado sólo para puntualizar algunos aspectos e intentar mantener piezas claves. Este Wolverhampton volvió a demostrar que es un equipo muy serio.