Barcelona

¡Alarma Ter Stegen!: la opción quirófano gana enteros

El portero alemán sigue teniendo molestias en el tendón rotuliano de la pierna derecha; en el club se está valorando seriamente que se opere cuando acabe la Champions

Ahora mismo hay un debate interno en el club sobre qué hacer con Ter Stegen cuando finalice la Champions. Y no nos estamos refiriendo al tema de la renovación -un culebrón que se está alargando por las altas exigencias económicas del guardameta-, sino por los problemas que sigue arrastrando en el tendón rotuliano de la pierna derecha.

Hay que recordar que, a principios de año, el jugador se sometió a una terapia de factor de crecimiento con células madre para solucionar estas molestias. Durante casi tres semanas, Ter Stegen completó un intenso tratamiento con el fin de mitigar estos dolores que le impedían saltar y blocar el balón con comodidad.

Pues bien, tras un paréntesis de varios meses sin molestias, y según ha podido saber AS, los dolores han vuelto a reaparecer. Tanto es así que en el club se está valorando seriamente que el portero alemán pase por el quirófano nada más acabar la Champions para solucionar definitivamente esta compleja situación.

Al guardameta le echa un poco atrás la decisión de pasar por el quirófano porque los médicos le han pronosticado un tiempo no inferior de tres a cuatro meses para volver a los terrenos de juego. Eso quiere decir, hablando en plata, que, en el mejor de los casos, no estaría de vuelta hasta diciembre de este año. Una situación que Ter Stegen no quiere ni contemplar y menos aún con una renovación tan importante entre manos.

En todo caso, no será hasta después de su participación del Barcelona en la Champions cuando se tome la decisión definitiva. Dependerá también de las sensaciones que habrá tenido durante la competición europea, aunque a día de hoy nadie le asegura que esas molestias no regresen, y con más intensidad incluso, en un futuro.

La negativa de Samuel Umtiti de pasar por el quirófano y sus posteriores consecuencias negativas en su rodilla izquierda es una de las bazas que cuentan los médicos del club para convencer al guardameta alemán de la conveniencia de operarse.