CULTURAL 2 - SABADELL 2

'SuperMackay' prolonga el sueño del Sabadell hacia Segunda

El cancerbero detiene dos penaltis en la tanda decisiva y permite a los catalanes doblegar a una correosa Cultural Leonesa.

'SuperMackay' prolonga el sueño del Sabadell hacia Segunda
MARIANO POZO DIARIO AS

El Sabadell buscará el domingo volver a la Segunda División después de que Ian Mackay se volviera a erigir en 'SuperMackay', como en la primera eliminatoria del playoff, frente a una combativa Cultural Leonesa, que se levantó de un gol inicial y que fue, como mínimo, un igual al cuadro arlequinado. Después de un partido con alternativas y de una prórroga abierta, pese al cansancio y las imprecisiones, el cancerbero del Sabadell se convirtió en figura una vez más, como contra el Atlético de Madrid B.

Arrancó fuerte la Cultural Leonesa, tratando de percutir por los costados, tanto como con Pichín como, principalmente, con Kawaya, que generó varias acciones peligrosas en los primeros minutos. Sin embargo, la presión elevada y esas transiciones no doblegaron a Mackay, mientras que el Sabadell sí fue capaz de ver puerta en su primer acercamiento. En una falta lateral, Héctor Querol aprovechó la mala posición de la barrera para poner el 0-1 con un disparo fuerte que ni Aitor ni Leandro pudieron repeler.

Esto no detuvo las ganas de los culturalistas ni del belga, más bien al contrario. Cerca de la media hora de juego, volvió a ganar la partida a su par y puso un servicio que repelió Mackay. El cancerbero impidió el gol de Héctor a la vuelta de la pausa para la hidratación, en el enésimo pase a las espaldas de los zagueros, esta vez de Dioni, y tras una mágica jugada del delantero, que en el mano a mano no pudo empatar.

En el segundo chispazo del Sabadell, Aarón Rey estuvo a punto de poner tierra de por medio con un fuerte disparo que golpeó en la madera. Fue una de las escasas intentonas del cuadro arlequinado en el primer periodo, aunque no necesitaron más los de Antonio Hidalgo: cada vez que llegaban a las inmediaciones de la portería leonesa, lo hacían con decisión y con peligro. Así, en la tercera intentona, Aarón Rey se desasió por banda de Iván González y puso el centro desde la línea de cal, aunque Edgar, en línea de gol, no pudo remachar.

A la postre, para la Cultural fue casi un mal menor llegar al descanso con el 0-1, a pesar de la ocasión clarísima de que dispuso Héctor Hernández instantes antes, en un remate de cabeza de espaldas, puesto que en última instancia una indecisión defensiva provocó una última oportunidad del conjunto catalán. La primera del segundo tiempo, en cambio, la tuvo Gudiño, que entró por Pichín en el entretiempo. La segunda clara fue a la jaula gracias a un centro raso del gran protagonista del ataque culturalista: Kawaya la sirvió desde la izquierda y Héctor Hernández puso la bota para poner el empate.

La Cultural lo intenta

Después de un impás, en el que el Sabadell pareció desorientado por el gol encajado, los dos hombres de refresco introducidos por Hidalgo, Heber Pena y Boris, pergeñaron una rápida acción de peligro con la que amenazaron a la Cultural, como queriendo indicar que al más mínimo descuido podían sacar los dientes.

Sin embargo, el dominio de los leoneses prosiguió, aunque su producción ofensiva no fuera muy elevada. Aira lo vio y trató de reactivar el ataque introduciendo a Menudo como nueva variante y a Samu Araujo en el lateral izquierdo, y la apuesta le salió a las mil maravillas, puesto que pocos minutos después de saltar al césped ambos fueron decisivos. Un centro del lateral al corazón del área cayó al atacante, que desde el punto de penalti soltó un fuerte disparo ante el que Mackay nada pudo hacer. La remontada estaba completada.

Sucede que el Sabadell tiene muchas vidas. A pesar de haber estado a merced del rival durante parte del segundo periodo, hasta la entrada de Heber y Boris, una postrera falta lateral propició el empate en el tiempo agregado. La sirvió el veterano Manu Lanzarote, Leandro despejó de puños y el rechazo quedó próximo a los límites del área. Rubio le pegó con todo el alma y devolvió las tablas a un marcador que tembló en los escasísimos dos minutos que quedaban, previos a una prórroga de ensueño.

Lejos de contemporizar y guardarse algo para una suerte suprema, en la prórroga ambos equipos fueron a solventar la eliminatoria por la vía rápida, lo que provocó que el juego se abriera aún más, pero, a la vez, que las imprecisiones en ataque fueran numerosas, habida cuenta además de que las piernas pesaban. Tal fue así que Araujo se rompió en los últimos compases del primer tiempo. Benito entró por él y en su primera acción estuvo cerca de marcar el tercero, pero despejó a córner un defensor. La réplica, también sin suerte, la puso Lanzarote.

En la última jugada del tiempo reglamentario, después de la expulsión de Iván González, Lanzarote estuvo a punto de hacer el 2-3, pero lo evitó Leandro con un paradón que decretaba la tanda de penaltis. Y hasta 12 se marcaron del tirón. Con el decimotercero, parado, Leandro metió presión. Pero para Ian Mackay no ha presión que valga. 'SuperMackay' hizo acto de presencia, igual que en varias ocasiones durante el partido, para dar la vuelta al marcador gracias a dos paradas decisivas que le permitieron obrar su segundo milagro del playoff, puesto que ya había sido héroe en la primera eliminatoria contra el Atlético de Madrid B.

Repelida la pena máxima de Benito, así cayó la Cultural, con una tristeza que contrastó con la alegría que el guardameta con apellido de atacante despertó en los suyos. Y es que así, despierto, quiere soñar un Sabadell que buscará el domingo volver a la Segunda División cinco años después de su descenso. Ian Mackay mediante.