ATLÉTICO DE MADRID

Llorente condiciona el futuro

El '14' se asienta como jugador de ataque en el Atlético, por lo que decrece la necesidad del club de buscar delanteros en el próximo mercado. Es la nueva arma ofensiva de Simeone.

"A Llorente nadie le ha regalado nada, se está ganando la situación que tiene". Esa situación a la que se refiere Simeone es que, por ejemplo, Marcos juega muchísimo más que antes del parón. Ha sido titular en los cinco últimos partidos, sin ir más lejos. Su papel es muchísimo más importante dentro del equipo. Y lo ha conseguido porque se ha destapado como un delantero de recursos. Incluso él mismo se ve ya a sí mismo como un atacante. Por eso, con este descubrimiento de Llorente, el enfoque del club, y concretamente de la dirección deportiva, varía de cara al próximo mercado de fichajes. Hay un punta más.

En Getafe volvió a formar pareja de ataque con Costa y, en la segunda parte, marcó el 0-1 con una acción similar a las de Anfield. Recibió un balón en la frontal y chutó, pero si en Liverpool puso el balón hacia su derecha, en el Coliseum engañó a Soria y disparó al otro palo. Así, tras el parón lleva dos tantos y tres asistencias, más un penalti provocado y una semiasistencia, la del gol de Bruno (Levante) en propia puerta. Es el arma ofensiva más peligrosa del Atlético en estos momentos.

La vida ha cambiado mucho en un año para Llorente. El madrileño llegó al Metropolitano para ocupar el sitio de Rodrigo en el centro del campo, pero aquel plan no salió bien. Luego Simeone le buscó acomodo en la banda derecha y en Anfield, ya sí, le acercó más a la delantera. Aquello pareció un hecho puntual, condicionado por la necesidad de remontar. Pero marcó dos goles y Simeone lo advirtió: "Tiene un gran golpeo y un gran paso de tres cuartos para delante...". A la vuelta del parón compite directamente con João Félix, Correa, Morata, Costa...

Se va planificando ya la temporada 20-21 y surge la duda, aunque la balanza se va inclinando. Llorente gana peso como delantero y, si se le cuenta como tal, la necesidad de buscar jugadores de ataque en el mercado disminuye. Simeone ha mencionado alguna vez que no se olvida de él para el centro del campo, aunque todo indica que más para las bandas que para ser medio centro. Llorente le ofrece varias posibilidades dentro del ataque.

Si Marcos se afianza como delantero en el Atlético y Carrasco continúa otro año más al menos, el club tendría bastante apuntalada la línea. Todo a expensas de si hubiera o no salidas, como por ejemplo la de Diego Costa. Pero desde el club se mantiene que apenas habrá movimientos y que será difícil salir a mercado, pues este es año de apretarse el cinturón. En todo caso, reubicado Llorente, la dirección deportiva podría mirar más al centro del campo. Pero antes de salir al mercado, Simeone ha encontrado un delantero que empieza a conocer el oficio, le gusta y rinde cada vez mejor...