REAL MADRID - VILLARREAL

Pesadilla en Valdebebas

En 2013, manita del Castilla al Villarreal en el Di Stéfano. El filial blanco amargó el estreno de Marcelino García Toral en el banquillo amarillo.

Tiembla el Villarreal cada vez que mira al pasado y se acuerda de su única visita oficial al Alfredo Di Stéfano. El Submarino sabe lo que es naufragar de verdad en un estadio que esta noche le recordará una vieja pesadilla. En la temporada 2012-13, con el Villarreal en Segunda, el Castilla destrozó al conjunto castellonense y amargó el estreno de Marcelino García Toral en el banquillo. El asturiano debutaba tras relevar a Julio Velázquez. Fue reclutado para intentar un ascenso que se le escapaba al Villarreal.

Pero la primera toma de contacto no pudo ser peor. El Castilla, con jugadores como Jesé, Morata o Cheryshev, pasó por encima de Marcelino y su equipo, que sufrió una revolución para cambiar la tendencia negativa. Jornadas después, el asturiano enderezó el rumbo y ascendió a Primera. Pero su primera experiencia amarilla supuso un borrón importante y dejó muy tocados a sus hombres.

Fue en la jornada 22ª cuando el Castilla recibió al Villarreal en Valdebebas. El filial blanco estuvo liderado por Cheryshev. El ruso fue un diablo por la banda izquierda y participó en casi todos los goles del Castilla. Antes del descanso, el equipo entrenado por Toril ya dominaba 2-0 gracias a los goles de Álvaro Morata y Borja García. La verdadera pesadilla para el equipo de Marcelino se vivió entre el minuto 73 y el 78'. En ese pequeño intervalo de tiempo Mosquera, Jesé y Cheryshev redondearon la manita blanca. El Villarreal, al margen de retrasar hoy el alirón blanco, tratará de olvidar aquel 19 de enero. Un día negro en el Di Stéfano...