BARCELONA

Griezmann sólo se había perdido un partido por estar lesionado

Su lesión en el cuádriceps derecho no es grave, pero es lo nunca visto. Los entrenamientos del Barça, discutidos en las últimas temporadas.

0
Antoine Griezmann.

Griezmann descubrió el sábado en Valladolid que no era de acero. Su lesión en el cuádriceps derecho no es grave, pero es lo nunca visto en el francés. Desde que es profesional, nunca se había perdido un partido por lesión muscular. Por poner un ejemplo, en cinco temporadas en el Atlético de Madrid, un equipo que explora el límite físico de los futbolistas desde que Simeone lo entrena, sólo se perdió un partido (ante el Betis) y fue por unas molestias después de un golpe. En el resto de los partidos estuvo disponible para el Cholo.

La lesión muscular del francés pone en cierta tela de juicio los discutidos entrenamientos del Barça en las últimas temporadas. Hace pocas fechas, durante el confinamiento, el brasileño Malcom, hoy en el Zenit, desveló que mientras en Rusia entrenaba en doble sesión, en Barcelona apenas se ejercitaba "40 o 50 minutos, tal vez por eso me lesioné". Durante los últimos meses han trascendido informaciones que deslizaban ciertas protestas de algunos jugadores (entre ellos De Jong) sobre una baja carga de trabajo en los entrenamientos. De Jong ha sido otros de los afectados posconfinamiento por su lesión en el sóleo de la pierna derecha.