BARCELONA

Malcom: "Aquí hacemos doble sesión; en el Barça entrenábamos 40-50 minutos"

El brasileño del Zenit bromeó en el Qué T'hi Jugues de SER Catalunya con la duración de los entrenamientos del Barça. Y alabó a Messi: "No es el presidente, sino un gran capitán".

0

Malcom Filipe Silva de Oliveira (26-2-1997), delantero brasileño del Zenit de San Petersburgo que tuvo un paso fugaz por el Barça la pasada temporada, pasó por los micrófonos del Què T'hi Jugues de Ser Catalunya. Malcom, que jugó 24 partidos en el Barça y marcó cuatro goles de azulgrana, se ha perdido 14 partidos por una lesión de cadera. Malcom vive confinado en casa esperando que se reanude la temporada el 6 de junio. "Entrenamos a través de Zoom para mantener la forma, pero tocar balón...", explica desde Rusia, donde bromea con el trabajo en el Zenit. "Aquí hacemos doble sesión. En el Barça entrenábamos 40-50 minutos. Igual me lesioné por eso", dijo entre risas en una declaración que dará que hablar.

  • Centrocampista
  • Brasil

Malcom, que tiene un grupo de wassap con Arthur, Semedo, Coutinho y Rafinha, dice que "claro que echo de menos el Barça. Tengo buenos recuerdos de Barcelona. Había muy buena gente en la calle. Y me gustó la afición del Barça. Me envían muchos mensajes de apoyo" El extremo zurdo hizo patria con Coutinho y Neymar: ¿Neymar? No lo sé. Si vuelve, lo hará como en la primera vez que estuvo en el Barça. Jugar bien y ganar títulos. Y si Coutinho se queda, también, es un gran jugador".

Malcom se deshizo en elogios a Messi. Como jugador y como apoyo en el vestuario: "No es que tenga tanto poder. Es que somos una familia en el vestuario. Messi no es el presidente. Es que Messi como capitán, hablaba con el presidente para que las cosas fueran mejores. Messi siempre hablaba con nosotros y luego iba a hablar con el entrenador y con el presidente. Messi no es el presidente, ayuda al equipo. Sabiendo las opiniones de cada uno, luego reporta con míster y presidente. Espero que juegue más años porque es increíble. En el Barça cumplí el sueño de jugar con los mejores. Y la sensación que me quedó es que aprendí mucho. Algunas cosas que no sabía arreglar fuera del campo y dentro del campo, hoy no las arreglo. Y eso va a quedar en mi cabeza. Pensándolo ahora, creo que merecía más minutos pero el Barça me dio un aprendizaje".