VILLARREAL

Cazorla se irá a Catar satisfecho, en paz y con los deberes hechos

El asturiano se irá con Xavi con la tranquilidad de dejar a 'su' Villarreal en Europa. Firmará por una temporada con opción a alguna más.

Cazorla se irá a Catar satisfecho, en paz y con los deberes hechos
JAVIER SORIANO AFP

Santi Cazorla jugará en el Al-Saad de Catar la próxima temporada, con opción de seguir alguna campaña más. El centrocampista lo decidió hace ya unos meses, aceptando por fin las reiteradas ofertas del club catarí y, sobre todo, las de Xavi Hernández. Cazorla deja el Villarreal como deseaba, en Europa (de no haber un cataclismo final), y siendo un referente del club otra vez. Esa era, sin duda, su gran obsesión desde la temporada pasada, en la que se sintió culpable del mal año cosechado, lo que le hacía sentirse en deuda.

Tras ese mal año, el futbolista asturiano decidió seguir una temporada más de amarillo, solo por enmendar el que para él había sido un año muy malo. Y así ha sido, además de ser este un año bueno, él ha sido el mejor jugador, el referente del equipo. Saldada esa deuda, las puertas para salir del club estaban abiertas para el centrocampista, que siente tener los deberes hechos y, por tanto, puede salir en paz.

A esa tranquilidad del deber realizado, se le suma la parte del desgaste, tanto físico, como emocional; que ha sido alto y complicado. Cazorla juega con dolor desde el primer día que se vistió de amarillo con más o menos intensidad o frecuencia, lo que le ha obligado a esfuerzos extras. Algo que solo sabe de verdad su entorno más cercano, esos que lo tratan día a día. Ese desgaste estaba siendo ya duro, lo que le llevaba a su otra obsesión: no estar por estar o ser uno más. Salir ahora con la sensación de que estás entre los mejores, le deja satisfecho y feliz. Otra de sus pesadillas era estar un año en el que no sabía si estaría igual o si podría seguir a ese ritmo. Por ello, esta gran recta final, no puede ser mejor colofón. A todo ello se le suma el palo de la Eurocopa, ya que el poder jugarla de amarillo y regresar a la selección en un gran torneo era el punto final deseado. Pero la llegada de la pandemia y la anulación de la competición frustraban la que era su gran ilusión para seguir manteniéndose al máximo nivel.

Una vez asimilado que un año es mucho para un jugador de su edad y desgaste, la decisión de saltar a una liga menor es y ha sido mucho más fácil. A ello, se le suma que en Catar, Cazorla va a poder crecer para afrontar su futuro fuera del fútbol, algo que de la mano de Xavi Hernández y la academia Aspire va a ser mucho más fácil. Y es que el camino señalado por Raúl González y Xavi es un buen ejemplo para Cazorla.