VALENCIA

Kang-in Lee quiere volar

El surcoreano, que tiene contrato hasta 2022 y una cláusula de rescisión de 80 millones, comunicará al club que desea marcharse en busca de minutos.

Kang-in Lee celebra el gol al Valladolid.
DAVID GONZALEZ

EI Valencia sigue metido de lleno en la pelea por la Europa League. Y lo hace gracias al gol de Kang-in Lee en los últimos minutos del partido del pasado martes contra el Valladolid. El golazo del surcoreano deja con opciones de Europa al Valencia, a falta de tres jornadas para el final.

 Pero lo que podría considerarse una gran noticia para el valencianismo se torna en otro problema para Peter Lim. Y es que el futbolista asiático tiene decidido que se quiere marchar del Valencia por falta de oportunidades. El futbolista piensa que ninguno de los tres entrenadores que ha tenido hasta la fecha en el primer equipo (Marcelino, Celades y Voro) han confiado en él y quiere volar en busca de los minutos necesarios para un futbolista de 19 años.

Y lo cierto es que, números en la mano, razón no le falta. Kang-in ha disputado este curso sólo 21 partidos: 14 de LaLiga (tres de titular), cinco de la Champions (uno en el once) y dos de Copa (los dos de inicio) ante dos Segunda B. En total, sólo 596 minutos. En ese tiempo ha marcado dos goles: ante el Getafe, en septiembre; y el martes, ante el Valladolid, ambos en Mestalla. En su debe también se hallan pecados de juventud, como las rojas directas que vio en el Wanda Metropolitano y en el Di Stéfano.

Por todo esto, Kang-in tiene decidido que, una vez acabe LaLiga, le comunicará al presidente, Anil Murthy, la intención de buscar otro equipo el próximo curso. El surcoreano tiene contrato hasta 2022 y una cláusula de 80 millones. Y pretendientes de Primera no le faltan. Por eso, el Valencia tiene mucho que decir. De hecho, Meriton lo tiene como uno de los puntales de su proyecto.

En la noche del martes, la cuenta de twitter del Valencia en inglés publicó un gráfico en el que destacaba a Kang-in como un ejemplo de la política de jóvenes del dueño: “Uno de los pilares de Meriton desde su llegada al Valencia como máximo accionista es la apuesta fuerte por los jóvenes talentos formados en su Academia y uno de los ejemplos es el de Kang-in, que con sólo 18 años disputó la fase de grupos de la Champions a las órdenes de Celades”. Sus técnicos no piensan lo mismo. Marcelino quiso que saliera cedido hace un año tras ganar el Balón de Oro del Mundial Sub-20. Meriton se opuso y fue un motivo más del conflicto que acabó con su despido.