GIRONA

“Estoy convencido de lograr el objetivo e ilusionadísimo”

Francisco se estrena este viernes en el banquillo del Girona ante el Zaragoza. Su discurso, realista y ambicioso. Quiere un equipo "llegador, con hambre y gol".

“Estoy convencido de lograr el objetivo e ilusionadísimo”
Girona FC

Francisco ha ofrecido este jueves al mediodía la conferencia de prensa previa al encuentro de mañana ante el Zaragoza. Se estrena en el banquillo del Girona y espera hacerlo con un triunfo que asiente al conjunto rojiblanco en los puestos de playoff y le permita soñar con la lucha por el ascenso directo. Precisamente el Zaragoza es el segundo clasificado y lo vislumbran a nueve puntos. Está motivado y no duda en que su llegada aportará aire fresco a una "plantilla que cualquier entrenador querría tener en Segunda A".

Recién llegado: “Encantado de estar en este club y ciudad. Estoy en el sitio que quiero estar ahora mismo. Queda poco tiempo, son dos semanas, seis partidos, es importante saber que estamos quintos, es una situación bastante buena y contamos con una plantilla fantástica. Quiero sacar el máximo rendimiento a toda la plantilla. Trabajaremos y meteremos nuestra filosofía de juego, pero no nos va a dar tiempo de todo. Y nos vamos a aprovechar del buen trabajo que hicieron Unzué, Moreno, Martí. Estoy convencido de lograr el objetivo. Estaba en casa preparando una temporada próxima, cuando surgió la llamada de Quique y no dudé. Estaba preparado, confiado y por eso estoy aquí”.

La plantilla: “Es normal que se siente responsable de lo que ha pasado y hay responsabilidad. Quizás estarían un poco decaídos los primeros días porque se sentían culpables, pero venimos totalmente limpios y con una ambición terrible. Venimos a aportar lo que creemos para lograr el objetivo. Dispongo de una plantilla que a cualquier entrenador querría tener en Segunda A”.

Objetivo: “El objetivo es ascender a Primera, aún estamos a tiempo de lograr las cinco, seis victorias que harían falta. Pero hay que ser realistas y debemos equilibrar. Hay que lograr victorias. El partido a partido es muy común, pero no me queda otra que decir eso. Hay dos pasos para subir, me gustaría que fuera el directo, pero si no a por la segunda oportunidad en el playoff”.

Zaragoza: “El partido lo iba a preparar igual siendo el Zaragoza u otro. He preparado el partido a conciencia, intentar ajustar el plan de partido que queremos. Es un rival muy bueno, con buenos jugadores. Pero también los tenemos nosotros y hay que demostrarlo mañana. El Zaragoza está ahí arriba por méritos propios y habrá que hacer un buen partido”.

El Girona siempre le ha querido como entrenador: “Soy sincero y me gustar serlo con los jugadores y el club. Había otros clubes que habían intentado contratarnos, pero no veíamos que pudiéramos lograr este reto y en el Girona sí. Conocemos mucho a la plantilla y hubo un contacto previo y agradezco la confianza. Tocaba responder”.

Al principio de temporada se contactó con él para firmarle: “Cuando acabó la temporada pasada no nos sentíamos todo lo fuertes que debíamos para afrontar un nuevo proyecto. No hay que coger proyectos por coger y por eso sabía que lo mío no era venir aquí, pese a saber que este es un proyecto fantástico. El desgaste fue terrible para todos los que descendimos y en 20 días había que volver a tener una ilusión terrible. Yo no la tenía. Por eso dije no. Pero ahora sí y el Girona se adapta a lo que queremos. Estoy aquí, ilusionadísimo y ojalá estemos en Primera el próximo año. Estoy convencido, trataremos de convencer a todo el mundo para que estemos en posibilidad de hacerlo”.

Sistema de juego: “El equipo viene de perder, con algunos partidos sin buenas sensaciones, pero siempre ha estado cerca de puntuar. Habrá cambios, pero no podemos cambiar una manera de jugar en dos o tres días. Vamos a cambiar la identidad y haremos un equipo muy ambicioso y que siempre va a querer ganar. Lo que nos puede dar inmediatamente resultados, eso cambiaremos. Es imposible que un jugador asimile muchas cosas. El equipo demostrará algo que va con el ADN del cuerpo técnico. Intentaremos dar con la tecla para que los jugadores se sientan identificados con lo que queremos”.

¿Presión por subir? No, no tengo ninguna. Cuando entreno intento disfrutar con mi trabajo. Venimos muy limpios de todo y con una ambición terrible. Es lo que queremos transmitir. Queda poco tiempo y es momento de estar unidos. Es un objetivo precioso, que el club se lo ha marcado todo el año”.

Girona: “Hemos analizado los dos últimos partidos y quizás hemos cometido errores donde en Segunda se pagan. El equipo ha estado siempre cerca de puntuar, pero los errores están condenando al equipo. Vamos a tratar de eliminarlos, ser contundentes, leer bien las fases del juego, cuándo hay que arriesgar y cuándo hemos de ser un equipo de Segunda. Y sacar el máximo rendimiento de los jugadores”.

Aire fresco: “Vamos a intentar que nuestra llegada venga muy bien. Para eso nos han traído, para ganar todos los partidos que quedan. Conozco a muchos jugadores del vestuario y eso nos facilita el trabajo. Espero que mañana el equipo sepa qué va a hacer y exista la identidad. Que compitamos al cien por cien con un equipo que está muy bien como el Zaragoza”.

Pegada: “Se han generado ocasiones, pero se ha pagado muy caro lo poco que le han generado al equipo. Los mismos jugadores se sienten responsables y voy a tratar de que el equipo sea ambicioso. Lo que me tiene que sorprender es que no pase. Hemos de ser un equipo llegador, con hambre y gol. Hay grupo para ello. Hace falta que los jugadores den y sean valientes y el rival nos respete”.

Adaptación: “Nosotros nos hemos de adaptar a la plantilla, no hay tiempo para lo contrario. Pero vamos a intentar aportar todo lo que podamos. Veo una plantilla que quiere ser competitiva, sabe cuál es el objetivo, intentaremos preparar bien el partido. Que todos los jugadores se sientan importantes”.