BARCELONA

Pacto PSG-Neymar para facilitar su salida al Barcelona

El club francés y el brasileño tienen un acuerdo desde hace meses para facilitar su traspaso al Barcelona si el club catalán vuelve a interesarse en él.

La mayoría del barcelonismo sueña con ver a Neymar de nuevo vestido de azulgrana. Ese anhelo podría hacerse realidad este verano. El astro brasileño ha llegado a un acuerdo con el PSG para facilitar su salida al Barça este verano si el club azulgrana volviera a intentar su fichaje. El pacto entre Neymar y el club parisino se alcanzó después de que fracasara el intento de la cúpula culé de repescar al astro brasileño el verano pasado. A cambio, el PSG le pidió el máximo compromiso e implicación hasta que finalice la temporada. De momento, a falta de que se reanude la Champions y con la Ligue 1 ya finalizada, Neymar ha disputado 22 partidos, ha metido 18 goles y ha dado 10 asistencias.

En Francia se habla desde hace meses que el PSG tenía programada la salida este verano de una de sus dos grandes estrellas (Neymar o Mbappé), junto a la de Cavani. Así que todo parece indicar que la marcha del brasileño parece cada vez más cerca, siempre y cuando el Barça vuelva a la carga. En este caso, tomaría validez el acuerdo salarial adquirido el verano pasado entre el padre del jugador y el Barcelona, mientras que el precio del traspaso podría rondar los 170 millones. No obstante, esta cifra se rebajaría bastante si el PSG acepta que en la operación se incluyan jugadores como Griezmann o Dembelé.

El deseo de Neymar sigue siendo regresar al Barcelona y ha deslizado entre algunos compañeros de la selección brasileña que este verano puede cumplirse. A las ganas de Ney de volver al Barça se les une la necesidad del club azulgrana de dar un golpe de efecto ante una temporada que puede acabar en fracaso total si finalmente no gana ningún título. En este supuesto, parece que sólo el fichaje del astro del PSG podría calmar al entorno culé.

La operación también se antoja ventajosa para el PSG, puesto que Neymar, que ha rechazado renovar, finaliza contrato en 2022, así que este verano es cuando el club francés todavía puede recuperar buena parte de los 222 millones que pagó por el brasileño hace tres años.