MEMORIAS DE SUDÁFRICA | EL PERSONAJE

Villar, paraguayo en Pucela

El portero de Paraguay, rival de España en cuartos de final, estaba consolidado en LaLiga tras varias temporadas en el Real Valladolid.

Justo Villar, portero de la seleción de Paraguay y Valladolid.
CONMEBOL.com

Ocupar la portería de Paraguay no es tarea sencilla. José Luis Chilavert fue dueño y señor de la meta guaraní durante más de 15 años y desde ese puesto se consolidó como la mayor leyenda de la historia del fútbol paraguayo. Desde su retirada en 2004, España nunca se había enfrentado a Paraguay, por lo que Justo Villar se iba a convertir en el duelo de cuartos de final del Mundial de Sudáfrica en el primer arquero paraguayo en jugar contra la Selección después del legendario portero goleador. Villar iba a ser la última barrera que separara a La Roja de las semifinales de la Copa del Mundo.

No era un desconocido para la afición española. Caminero le fichó para el Valladolid en 2007, procedente del Newells Old Boys argentino. La gravísima lesión de Asenjo le abrió rápidamente las puertas de la titularidad en el conjunto pucelano, donde rápidamente pasó a ser uno de los mejores jugadores de LaLiga en su posición.

En el choque ante España, tuvo un papel protagonista. Si la balanza final hubiese caído del lado paraguayo, Villar, y no Casillas, hubiera copado las portadas de los diarios al día siguiente. Justo un minuto después de que Iker detuviera el famoso penalti a Cardozo, Villa cayó derribado en el área contraria. Xabi Alonso lanzó el penalti a gol pero tuvo que repetir y Villar le detuvo el segundo lanzamiento. Por suerte para España, Villa terminó encontrado un resquicio para marcar.