Las Palmas

Rubén Castro resurge con el liderazgo más eficiente

La UD Las Palmas ha marcado tres goles tras el obligado parón, todos suyos. Con ellos acumula nueve puntos de los 15 posibles y ninguna derrota.

Rubén Castro resurge con el liderazgo más eficiente
Carlos Diaz-Recio Diario AS

En tiempos de confinamiento, cuando la COVID-19 puso el stop a más de medio planeta, todo eran dudas en torno al deporte profesional, por supuesto también en el fútbol, en ningún caso inmunes las competiciones españolas. Los clubes, a verlas venir. Primero cada futbolista en su casa, después con aquella rocambolesca vuelta a los entrenamientos, más tarde con la progresiva actividad grupal. Cinco partidos después continúa la incertidumbre, tan resentido como parece el propio espectáculo por las consecuencias de la pandemia, pero también aparecen algunas certezas, como aquellas que sitúan a Las Palmas como uno de los equipos más eficientes de Segunda División tras el parón.

Sin ser en absoluto descollantes, los números que ofrece la Unión Deportiva en los últimos cinco partidos, todos los disputados tras el obligado receso, aparecen como un canto a la eficiencia. Desde que retomó la actividad contra el Girona, el equipo de Pepe Mel ha sumado nueve de los 15 puntos posibles, y ninguna derrota en su casillero. Acumuló tres empates, ante el propio Girona (0-0), Albacete (0-0) y Elche (1-1), y dos victorias: Almería (1-0) y Lugo (1-0). Resulta complicado hacer más con menos.

Este resurgir de la UD, que le permite anidar estos días seis puntos por encima del descenso y solo cuatro de los puestos de playoff, está encarnado en la figura de Rubén Castro. Así, el delantero grancanario marcó los tres goles de Las Palmas en este periodo, y el VAR le anuló otro por fuera de juego el pasado sábado frente al Elche en el Estadio Gran Canaria, justo el día de su 39º cumpleaños, empeñado como parece en ganar su particular partido contra el paso del tiempo.

Curiosamente, antes del parón por la pandemia, Rubén había jugado 13 partidos en la presente temporada, ninguno de ellos con victoria de Las Palmas, y marcado cinco goles. De momento, sus números se elevan a 18 partidos jugados (15 como titular), 1.309 minutos sobre el césped y ocho goles, a apenas dos de Jonathan Viera, que pese a que jugó su último partido como amarillo en diciembre continúa siendo el pichichi del equipo.

A falta del mediapunta, Castro resurgió como el líder necesario de su equipo cuando más se le necesitaba pues acumuló, contando el 0-0 ante el Girona, 12 partidos sin ganar. Y lo ha hecho, además, de la manera más eficiente.