ATLÉTICO DE MADRID

Llorente, un año de rojiblanco: "Lo mejor está por venir"

Se cumple un año de la presentación del jugador de moda por el Atlético. Llegó como pivote, pero se ha convertido en un gran recurso ofensivo.

Marcos Llorente en su presentación con el Atlético.
@Atleti

El Atlético celebró en las redes sociales el primer año de Marcos Llorente como rojiblanco. El jugador de 25 años, que volvió a ser protagonista en el partido contra el Alavés, fue presentado como nuevo jugador del Atleti hace exactamente un año, aunque su fichaje se había hecho oficial el 20 de junio de 2019, dos días después del adiós de Rodrigo

El club buscó un sustituto para el pivote en el máximo rival, un Real Madrid que apenas contaba con Llorente. Tras un comienzo de curso con pocas oportunidades, llegando a diciembre con menos minutos de rojiblanco que de blanco, Simeone fue encontrando acomodo al '14' en la banda derecha. Como reconocía el Cholo recientemente, "después de tanto esfuerzo que hizo, entrenando siempre bien, sin protestar ni tener mala predisposición tras quedar un montón de veces fuera, al final a la gente que trabaja siempre tiene premio".

Y ese gran premio de Marcos Llorente llegó el 11 de marzo, cuando saltó al césped de Anfield con el marcador 1-0 en contra frente al Liverpool que desembocaría en prórroga y logró un doblete de oro cuando los reds habían remontado la eliminatoria para colocar al Atlético en los cuartos de final de la Champions. Finiquitó su gran noche con una asistencia a Morata para el 2-3 en una noche mágica de los de Simeone

Desde entonces Llorente está en una nube, sin importar el parón por la crisis sanitaria del coronavirus. Lleno de confianza y en un estado físico impresionante, se ha convertido en el delantero de moda en la plantilla rojiblanca. Simeone se ha inventado un puesto para Llorente que le encaja como un guante por detrás del punta, con metros para correr y una capacidad endiablada de superar a los zagueros por potencia.

Así dejó virtudes en San Mamés, reventó el partido en El Sadar con un gol y dos asistencias tras salir desde el banquillo, fue clave en el gol del triunfo contra el Levante y dio la vuelta al partido contra el Alavés también desde el banquillo provocando la falta que desembocó en el primer gol y el penalti del segundo. 

El Atlético celebró en las redes el primer año de Llorente como rojiblanco con las imágenes de su presentación. El jugador, que llegó con vocación defensiva y ahora solo mira la puerta rival, suma cuatro goles, más que en todas sus temporadas anteriores entre Real Madrid y Alavés juntas (dos goles con el Madrid en tres cursos y ninguno con el Alavés en una), además de tres asistencias, cuatro contando la del Levante que acabó en gol en propia. El club pedía en sus redes sociales el mejor momento de Llorente en su año de atlético, pero el jugador lo tiene claro: "el que está por venir".