NWSL

Arranca la Challenge Cup de la NWSL: todo lo que hay que saber

Empieza el novedoso torneo en Utah con cambio de formato y dos españolas: Vero Boquete y Celia Jiménez. También habrá ausencias importantes: Rapinoe, Morgan, Lloyd, Heath, Press...

Vero Boquete y Celia Jiménez jugarán la Challenge Cup.

Arranca la novedosa Challenge Cup de la NWSL, la primera competición que abre el telón en Estados Unidos con novedades y polémica. La retirada de Orlando Pride, los positivos por coronavirus y la ausencia de jugadoras importantes como Rapinoe, Press, Lloyd o Morgan le quitan atractivo a una competición en la que habrá presencia española: Vero Boquete y Celia Jiménez. La gallega juega en casa (Utah) mientras que la jienense tiene la ausencia de Rapinoe, la estrella de su equipo. Carolina Courage vuelve a ser el gran favorito, casi sin ausencias, para llevarse un torneo que durará un mes.

Hoy empieza la competición con la participación del último campeón, el Carolina Courage, que cuenta con todas sus estrellas: Dunn, Debinha, Labbé, McDonalds, Mewis o Dahlkemper ante Porland Thorns. El debut de la primera española será el martes, cuando Vero Boquete, anfitriona al jugar en Utah, juegue su primer duelo ante el Houston Dash. El equipo de la española juega con jugadoras de la talla de Diallo o O'Hara para intentar dar la sorpresa en casa y llevarse un entorchado que la gallega lleva años buscando como uno de sus grandes retos. Ese mismo día será también el debut de Celia Jiménez con el OL Reign que se medirá al Sky Blue. La jinenense tiene la ausencia importantísima en su equipo de su estrella Megan Rapinoe, por decisión propia, sin embargo sigue contando con un equipo competitivo con jugadoras como Shirley Cruz, Long, Quinn o Taylor. Una primera ronda en la que se jugarán 16 partidos antes de acceder a los cuartos de final. Cuatro encuentros por equipo para que todos pasen a cuartos de final donde quedarán emparejados según su clasificación. Los cuartos de final se jugarán los días 17 y 18 de julio con los duelos. Las semifinales están programadas para el 22 de julio, y la final para el 26 de julio.

Hay que recordar que los encuentros de la ronda preliminar y los cuartos de final se disputarán en el Zions Bank Stadium de Herriman (Utah), mientras que las semifinales y la final se celebrarán en el Rio Tinto Stadium, feudo del Utah Royals y del Real Salt Lake masculino, que milita en la Major League Soccer (MLS).

Ausencias y estrellas

Crystal Dunn, Sam Mewis, Rose Lavelle, Becky Sauerbrunn o Julie Ertz, entre otras, disputarán este torneo que también cuenta con estrellas internacionales como la brasileña Debinha, la canadiense que posee el récord de goles como internacional, Christine Sinclair, la veterana neozelandesa Abby Erceg, las estrellas costarricenses Shirley Cruz y Rocky Rodríguez, la japonesa campeona mundial en 2011 Nahomi Kawasumi o la mítica galesa Jess Fishlock.

Sin embargo serán más las que se eche de menos. Sin Rapinoe, Press, Heath, por decisión propia, las jugadoras de Orlando Pride (que se retiró de la competición por tener seis positivos de coronavirus en sus filas) con Krieger o Sonnett, las lesionadas Pugh y Lloyd y la baja de Alex Morgan por maternidad dejan un poco huérfano un campeonato acostumbrado a contar con todas sus estrellas.

“Pudimos llegar a este momento por dos motivos. El primero y más importante fue que trabajamos exhaustivamente para desarrollar los protocolos médicos y de seguridad adecuados. Así llegamos a un punto en que dijimos: ‘Vale, estamos listas para arrancar’. Y luego iniciamos un enfoque gradual para los entrenamientos, que hemos venido aplicando hasta ahora. Y a partir de ese enfoque gradual, luego pudimos establecer el 27 de junio como fecha para nuestro primer partido”, dijo Lisa Baird, comisionada de la NWSL.

Se abre el telón de la mejor liga del mundo, este año descafeinada y con ausencias importantes. Un mes de fútbol femenino intenso en el que dos españolas quieren hacer historia y levantar el título norteamericano por primera vez en la historia...