GIRONA

Riesgo ha dejado su portería a cero en el 43% de sus partidos

El meta, que se hizo con la titularidad en la jornada 22, es ya indiscutible para Martí. Ha recibido nueve tantos en 14 duelos. Solo uno en los últimos cuatro.

El Girona vuelve a sonreír y el triunfo ante el Numancia (2-0) parece que ha devuelto la calma y la confianza al vestuario rojiblanco. El nivel del conjunto rojiblanco puede y debe ir a más en las próximas jornadas, pero si en algo está destacando en este reinicio de la competición es en las labores defensivas. Asier Riesgo ha sido capaz de dejar su portería a cero en tres de los últimos cuatro encuentros disputados (contra Las Palmas, Racing y Numancia acabó imbatido y solo el Elche le hizo un tanto) y el Girona se está erigiendo en un equipo fiable atrás.

Riesgo está demostrando muy buenas maneras y ya es indiscutible bajos los palos. El meta inició el curso como suplente y le costó hacerse con la titularidad. No fue hasta la jornada 22, en el duelo ante el Rayo Vallecano, cuando logró desbancar a Juan Carlos. Ahora es intocable y sus números son notables. Lleva 14 partidos disputados y únicamente ha recibido nueve tantos. Y, es más, en seis encuentros ha dejado su portería a cero, lo que se traduce en que en el 43 por ciento de los duelos que disputa acaba imbatido. Pep Lluís Martí tiene una confianza ciega en él y en muchos encuentros ha brillado con sus intervenciones. Tan solo el Deportivo (2-2), en la jornada 28, logró hacerle más de un gol en un partido esta temporada y los duelos en los que ha dejado su portería a cero han sido ante Fuenlabrada (0-1), Huesca (1-0), Ponferradina (2-0), Las Palmas (0-0), Racing (0-0) y Numancia (2-0). Las comparaciones son odiosas, pero sus números son mejores que los de Juan Carlos. El meta de Guadalajara empezó el curso como titular y llegó a disputar 21 duelos y en ellos recibió 27 goles. Y en todo ese tiempo dejó la meta a cero en seis duelos, los mismos que lleva ahora Riesgo, pero con siete partidos menos.

Tanto el Girona como Riesgo luchan por ascender a Primera División y es que, si se alcanza el objetivo, el meta renovará de manera automática una campaña. Si al final no se logra el objetivo tocará negociar para su continuidad porque el meta tan solo firmó el pasado verano por un curso. Eso sí, las relaciones entre el director deportivo rojiblanco, Quique Cárcel, y el portero son fluidas y no debería haber problema para llegar a un acuerdo si ambos quieren seguir ligados. Riesgo, de momento, es muy feliz en el Girona.